jueves, abril 20, 2017

 

OTRO TIRO POR LA "KARLATA"


Mi esposa me ha enviado el mensaje que más abajo pego íntegramente.

Contiene lo escrito por una joven llamada Ileana González, con puntos de vista muy personales acerca de la solicitud de expulsión para una estudiante universitaria, de primer año de Periodismo, Universidad Marta Abreu, de Villa Clara, además de un artículo titulado Argumentos de verdadedos revolucionarios, publicado por jóvenes de ese alto centro de estudios, en su sitio digital.

Duele, desde luego, tener que separar de la universidad a un, o a una estudiante, que pudiera ser útil al país. Pero, en mi opinión, más duele que jóvenes y padres aún se dejen confundir por las lengüetas del dinero que danza en la palma de la misma mano que hoy simula acariciarte y mañana blande el puñal que puede clavar sin compasión en tu espalda, porque ni esos respetan al asalariado que cambia decoro por billetes.


Karla es su nombre. Otra víctima consciente, nada inocente, de quienes llaman a la subversión, sobre todo entre los jóvenes. Otra víctima de la mala memoria de padres que olvidaron muchas cosas; entre ellas que, mientras haya historia, Revolución, pueblo unido, dignidad y claridad en la mirada, la universidad revolucionaria seguirá siendo para los revolucionarios de verdad.

A continuación, el mensaje:



“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar.” Diógenes El Cínico.

Las pasiones se desatan, los hipócritas se solidarizan, los oportunistas se escandalizan, los egocéntricos estallan en opiniones cargadas de sus “verdades absolutas”, los ilustrados y en otras épocas incomprendidos vociferan sus experiencias personales, la contrarrevolución exaltada aprovecha para utilizar revolucionarios en pos de autentificar sus ataques al estado y sus instituciones. Una “inocente” estudiante de 18 años ha sido expulsada de la Universidad de Villa Clara, ese es el hecho en que se han unido para censurarlo, “el noble y el villano, el prohombre y el gusano que se han dado las manos sin importarles la facha”.

Derecho a opinar tiene todo el mundo, por mi parte he esperado conocer más elementos sobre este caso, para pronunciarme, pues lo que algunos apresurados juzgaban como una injusticia, consecuencia de una política de estado excluyente y sectaria, me chocaba contra el hecho de que el hijo de Reinaldo Escobar y Yoani Sánchez, reconocidos contrarrevolucionarios, ingresó a la Universidad de La Habana en el 2014 sin impedimento alguno. No ha sido expulsado, ni se tomó en cuenta que uno de los blancos preferidos de su madre ha sido precisamente el sistema educativo cubano, al que ha denigrado utilizando toda clase de mentiras. No me extiendo más sobre el mercenarismo de quien es bien conocida. Por eso preferí callar.

Ahora  puedo pronunciarme sin ninguna vacilación en apoyo a la medida tomada con Karla María Pérez González.

Reproduzco íntegramente el artículo publicado en el sitio, “El joven cubano” . Para mí, convincente:

En estos días se ha generado un debate en las redes sociales a partir de la solicitud de la FEU en la Universidad Central de Las Villas de expulsar de esta casa de altos estudios a la estudiante de 1er año Karla Pérez González, por ser miembro de la organización contrarrevolucionaria Somos+. La universidad y el estudiantado tienen suficientes argumentos para adoptar una posición revolucionaria.

La joven, que escribe desde el pasado 2016 en el blog de esa organización, ha reforzado su presencia en el ciberespacio bajo el seudónimo de Oriana. El 7 de abril del 2016, siendo aún estudiante del preuniversitario, publicó sobre el ingreso a la Educación Superior y en torno a su aspiración por estudiar la carrera de Periodismo.

«¿Y el engaño vendido a nosotros sobre la falta que hacen periodistas en Cienfuegos?… Parece que prescinden de la verdad. Parece que temen a lo novel de mi generación, a sus inquietudes, a su rebelión sensata»


Desde ese entonces manifiesta su posición al aludir a un periodismo enemigo de la Revolución, que escribe en medios que abiertamente están al servicio de la contrarrevolución y que son financiados desde el exterior.

Esta opinión se vio reforzada cuando el 19 de abril insultó el periodismo cubano al dudar de las competencias profesionales de quienes lo hacen. «…me encuentro frente al órgano o la repetidora oficial del Partido Comunista de Cuba…Busco algún periodista que combine inteligencia y verdad, fiel a su trabajo y no a las imposiciones del gobierno (…) entonces no somos ni tan maestros ni tan periodistas».

En esas mismas líneas convoca a los jóvenes a manifestarse en contra del proyecto social cubano, al expresar: «Entristece el alma de los que soñamos con intensidad con un futuro próspero de nuestra Patria, ver cómo las semillas más frescas y valiosas de la Cuba actual, eligen quedarse atrapados en la “inacción” … ¿No es más hermosa la rebelión inteligente y moral, por la búsqueda de un suelo y un cielo libres?

A esa misma juventud nos tilda de dormida, ignorante, cobarde, carente de educación cívica y política, y frustrada por «la mala gestión de una “Revolución” conservadora que desmotiva y engaña» … ¡Qué poco nos conoce! Somos una juventud inquieta, rebelde, defensora de los más altos valores humanos, con sus propios sueños y proyectos, conscientes -y coincidimos con ella- de que la felicidad está en Cuba, una Cuba perfectible pero inevitablemente abrazada a los principios del socialismo, camino que hemos elegido.

Karla, incluso, en nombre de la organización contrarrevolucionaria a la que pertenece, alentó e invitó «a los “Pinos Nuevos” y nacientes a la persecución íntegra de sus metas y objetivos, que solo puede iniciarse desde un cambio más profundo, más de raíz, cuando se oigan todas las voces y nuestras ideas cuenten».

Propugnó así una posición abiertamente reaccionaria ante la que no podemos quedarnos de brazos cruzados, principalmente para demostrar que no estamos inactivos e impulsamos el proceso revolucionario.

El 2 de agosto vuelve a atacar con más fuerza a nuestros periodistas, tildándolos de representantes y siervos a muerte del único partido existente en Cuba. ¿Acaso criticó la misma formación que ella recibiría y que la dotaría de herramientas para actuar de forma diferente a los profesionales que juzga?

Una semana después se refirió a un supuesto Plan Nacional de Becas, que no existe, gracias al cual dijo haber obtenido la carrera que tanto ha atacado. ¡Qué ignorancia muestra cuando desconoce nuestro sistema de ingreso a la Educación Superior! Plan de Becas es un término copiado de un modelo ajeno a nuestra realidad, en la que todos nuestros bachilleres tienen la oportunidad de obtener una carrera universitaria, siempre que demuestren su preparación.

No culmina el material sin antes incitar a sus coetáneos. «…rebélate desde la sensatez y reconoce que somos nosotros los que podemos brindarle a la Patria una nueva oportunidad: la de crecer»

El 30 de septiembre, ya desde su posición como estudiante universitaria, se autodenominó representante de la juventud dormida y temerosa de la que habló anteriormente. ¿Será ella la única despierta y valiente entre tantos jóvenes? En ese texto sobre la conceptualización del modelo económico y social cubano, al que ni siquiera llama por su nombre, mostró desconocimiento en torno al tema.

Apuntó que es un documento antidemocrático e inconsulto, cuando en realidad fue debatido en todos los espacios de diálogo abierto a la participación popular, incluso, a nivel de barrio; además, estudiantes de su propia institución académica diseñaron y pusieron a disposición de todos los jóvenes cubanos una aplicación para celulares que contiene de forma interactiva la información de estos y otros documentos afines. Igualmente, desconoció las más de 200 mil propuestas salidas de la consulta con el pueblo.

Por si fuera poco, ofendió a la juventud cubana acusándonos de burlarnos del ideario martiano, hecho inconcebible para los revolucionarios reales, que no son los mismos a los que ella enarbola. Otra muestra de su desconocimiento de la obra del Apóstol es la asociación que hace del pluripartidismo bajo la visión martiana, cuando fue Martí quien creó el Partido Revolucionario Cubano (del cual es heredero el Partido Comunista de Cuba) para unir voluntades, ideas y principios en una misma organización que defendiera los objetivos de lucha.

El 28 de enero de este año dedicó sus equívocas líneas a José Martí, llamándolo «el culpable de mis ahoras» y valorándolo a su conveniencia. Lo despoja de su condición de patriota defensor de nuestra isla, atribuyéndole muchas patrias y a la vez ninguna. «Sufro con el hoy, con ese miserable hoy donde te pierdes en una humanidad cobarde y detenida, donde no te convertiste en millones como quisiera y querías, donde tus armas- esas liberadoras- no se utilizan, donde te alaban, pero pocos convierten tus lecciones en acción…La culpa del ahora mío, es de usted».

Hoy, Karla u Oriana, como queramos decirle, deberá mantenerse firme como declaró en su primer trabajo, pero no para conseguir el tipo de cambio al que aspira utilizando muchas veces su papel de víctima de un sistema supuestamente injusto y excluyente, sino para aceptar que su estrategia seguirá fracasando mientras existan jóvenes preocupados por el destino de nuestra sociedad socialista. Ella no es ni será la heroína que planificó hace casi un año, por lo menos no la de nuestros jóvenes verdaderamente revolucionarios.




martes, abril 18, 2017

 

MI PUEBLO


Mío, tuyo, de todos... este espacio digital puede sentir el golpe de otra tecla.

Basta conque sea sincera. Basta conque no llegue mostrando una flor y detrás, en la otra mano, sostenga el puñal que mata, por la espalda además.

No es, desde luego el caso de estos apuntes que ofrezco a continuación. Corresponden a mi esposa Reina Torres Pérez. No los escribió para que yo los llevara a mi muro. Sencillamente los hizo y me los envió.

A mí me place mucho mostrarlos... sobre todo porque coincido con su esencia.


Somos un pueblo de Patria o Muerte. Somos una nación que escogió el camino del Socialismo, hace ya 56 años. No dejamos de soñar y hacer perfectible la obra, porque ¿quién dijo que vivimos en una sociedad perfecta? Hasta yo, como dijo alguna vez el trovador, pido que no se le dé ese nombre. Pero sí vivimos en la sociedad más justa, más humanista y más solidaria que haya existido jamás.


Algunos, los resentidos, tal vez difieran de mi criterio. Aspiro a que sean los menos, al Menos, de mis amig@s de Facebook. Los Más, serán los que concuerden con lo que digo: no deseo para mis hijos, para mi familia, para las personas que me quieren bien y a las que aprecio de corazón, otro sistema social que no sea el que declaramos aquel otro domingo 16 de abril, pero de 1961, instados y guiados por Fidel, que no se equivoca.


Lamentablemente, aquí mismo, y sin ser miembros de la mafia cubano americana, los hay que apuñalan y critican, hasta la salida del sol por el oriente del país. Y es que no tienen o no quieren tener vista para ver, de él, más que las manchas.


A lo mejor olvidaron las lecciones del Marxismo y aquella tesis de los clásicos, en la que exponían que aún en el Socialismo, persistirán las desigualdades, la enajenación, pero que como no ha logrado el Capitalismo, con unos siglos más de vida, en la nueva formación económico social, están creadas las condiciones para su erradicación.


Pero somos los hombres y las mujeres, quienes hacemos posible o no, transitable o no el sendero. Y para ello, no me parece que sea la hipercrítica lo más saludable.


La fecha me convoca a hacer algunas apuestas, que nada tienen que ver con el dinero, claro está.


Apuesto a que un 98 % de los que viven señalando de nuestro sol las manchas, son incapaces de enseñar, tecnológicamente hablando, cómo preparar, por ejemplo, un tweet inteligente, para hacer más efectiva nuestra presencia, que es la presencia de Cuba, en las redes sociales, y así mostrarle al mundo nuestra verdad verdadera. Y eso se llama Individualismo, Egoísmo, rasgos que no se le disputan al régimen capitalista y que conforman las miserias humanas.


Apuesto a que el 95 % de los que señalan, casi autoritarios, con su dedo índice, las insuficiencias que padecemos, no aceptan ni ser activistas en el CDR, viven esquivando las responsabilidades y si alguna vez las asumen, tratan de sacarle provecho, y no a favor de la mayoría precisamente. 


No son pocos los que han pedido desactivación de las filas del Partido o aguardan con anhelo la edad de la baja natural de la Unión de Jóvenes Comunistas. El que no quiera estar que no esté. Respeto a esos que han sido excepcionales y llegado el momento sienten que sus fuerzas no los acompañan más para continuar con el mismo empuje. Detesto a los que, oportunistamente, alguna vez portaron un carné, y en momentos cruciales, como los actuales, cuando más se les necesita, sencillamente se "atomizan". Admiro tanto a mi núcleo zonal, con ancianos de mil batallas y unos C..... que hay que decirles Usted.


Apuesto a que el 90% de los inconformes, viven en su burbuja de teorizaciones de "posibles transformaciones sociales", anclados en el Socialismo Utópico Francés (que si bien sirvió de fuente al Socialismo Científico, quedó demostrado que no era la vía para la emancipación real de los explotados) o en fórmulas foráneas de construcción social, que no poco y sí mucho tienen que ver con las "lecciones impartidas" a los que el Imperio anda "formando", con el objetivo de "pre-fabricar" una Cuba Nueva.


Apuesto a que un número nada despreciable (y no voy a aventurarme con por cientos) de esos cuestionadores o ha emigrado, o piensa hacerlo o sueña con lograrlo. Muchos alegando, "mejorar económicamente para ayudar a la familia" otros para buscar "nuevos y mejores horizontes".


Es de humanos evolucionar, buscar la prosperidad, pero ¿qué impide que lo hagamos en nuestra Patria, con nuestra gente?¿Por qué no aportar aquí el sudor, la inteligencia, las manos, el corazón? ¿O es que suponen que fuera del agua nada mejor el pez?


Y no es que el sol no tenga manchas. Pero ¿son estas mayores que la luz que irradia? Mal martiano y sietemesino de espíritu ha de ser el que así piensa.

Yo invito a mis amig@s a leer nuevamente o por vez primera, si no lo han hecho antes, esa breve pero magistral obra (misiva) que es El Socialismo y el hombre en Cuba, respuesta de nuestro Che al director del periódico uruguayo "Marcha", Carlos Quijano. Allí el Guerrillero Heroico convoca a la necesidad de transformar, o más aún, autotransformarse, en Cuba, la sociedad y el hombre que participa y participará en el proceso de construir un nuevo país sin las ataduras del egoísmo que ha dejado el modo de vida capitalista, para así dejar atrás miserias que ese sistema y los anteriores calaron en la mentalidad humana.


Una autotransformación donde conciencia y praxis marchen juntas.


Y si de apuestas se trata, yo apuesto por mi Girón Victorioso, por esa generación histórica y eterna, gústele a quien le guste y pésele a quien le pese. Una generación a la que nunca le agradeceremos lo suficiente, porque le debemos lo que somos y lo que tenemos. Mononeuronal o imbécil el que piense lo contrario o considere que ya están de más, esos hombres y mujeres, inigualables. Apuesto por mi juventud de 50+5, sobre todo por los militantes comunistas de verdad, no los de vitrina o los que después no quieren militar en las filas del PCC, porque esos no saben ni lo que son. 

Yo hablo de una juventud a la que una tal Generación 18, no le llega ni a los tobillos, ni podrá suplantar, porque le falta la fibra y la bomba que ha cultivado nuestra UJC, sin discursos triunfalistas, y que no se adquiere por mucha plata que la subversión enemiga le ponga a "sus muchachitos". 


Apuesto por esos niños y niñas, pioneros y pioneras hoy, que se abrazan a una foto, y como si lo conocieran desde hace muchoooooooooooo tiempo, dicen Yo Soy Fidel. Apuesto por esos soldados de batas blancas de la Brigada Henry Reeve, los que no han desertado, ni toman por excusa el amor para dejar incumplida la misión que le confió la Patria, los que van y regresan para seguir guapeando en el consultorio que hay que reparar, en el hospital que tiene filtraciones y que no ayudamos a mantener muchas veces pacientes y familiares. 


Apuesto por mis maestros, los jubilados que retornan al aula y los jóvenes que como Yeneyd González o Daryl Hernández son talentosos y saben engendrar la maravilla en sus estudiantes o representando a la Unión de Informáticos de Cuba.


Apuesto por mi Mochila, nacida en ese Joven Club, instructiva, entretenida, que en muy poco tiempo nada tendrá que envidiar al "archifamoso" Paquete. Apuesto por los trabajadores de la prensa, de los medios de comunicación, fieles, certeros, empleados a fondo en denunciar lo mal hecho, porque urge hacerlo bien y capaces de resaltar y transmitir lo que nos distingue y nos hace irrepetibles. Esos que no venden como mercenarios ni su tecla, ni su verbo, a medios alternativos, porque eso, en mi modesta opinión, es valer muy poco. Y porque los principios no se venden. Y porque la prensa revolucionaria no tiene precio.



Apuesto por mis dirigentes y líderes incorruptibles, que existen, que están, que no son inventos de la imaginación, sino modelados con el altruismo y el decoro, la honestidad y la modestia que demanda el Socialismo, que nada tiene que ver con el "sociolismo" y otros flagelos.


Apuesto por mis constructores, mis azucareros, mis campesinos y también por mis cuentapropistas, que no aspiran a cursos de emprendedores, sino que se afilian al Sindicato y desfilan dignamente, apoyando a su Revolución y la actualización del modelo económico cubano, cada 1ro de mayo.


Apuesto por un pueblo que defiende y ama sus símbolos. Y respeta a sus héroes y mártires. Un pueblo que admira, y todavía llora cuando estrecha la mano de Gerardo, Tony, René, Fernando o de Ramón, porque también a ellos y a otros, les debemos el privilegio de estar vivos.


Apuesto por mi deporte, por mi cultura, por mis artistas, no por la seudocultura ni el mal gusto. Apuesto por los escritores que enseñan, por esos músicos que recorren el mundo pero que no disfrutan nada como una pista o una presentación en un barrio cubano, con su gente.


Este 16 de abril luminoso apuesto por mis orishas y hasta por el Nazareno que milagrosamente resucita este domingo de gloria, para seguir bendiciendo en esta isla bella, un Socialismo Próspero y Sostenible, que ni mil bloqueos podrán detener u opacar.

sábado, abril 15, 2017

 

FESTI-VALIÓ LA TVA




Como era de suponer, la Televisión Avileña acaba de realizar un buen Festival.


Sin fanfarrias ni sobredimensionamientos, lograron -repito- una buena edición de ese momento que cada año sintetiza lo mejor del quehacer informativo y de programación.

Lo primero, fue la respuesta a la convocatoria. Eso es: motivación que generó participación.

Lo segundo, a mi modo de ver: calidad.

En ello coincidieron los jurandos en las diferentes categorías. Muchísimas por cierto, pero con adecuada dosificación.


Como tercer elemento, capacidad para insertar de manera oportuna y atractiva, alternativas de superación, relacionadas con la locución, el periodismo hipermedia y otros asuntos muy a tono con el empleo de las nuevas tecnologías de la información  y la comunicación.

Añádase. por último, mucha alegría y hasta ese humor que no le falta al buen cubano jamás.

No por casualidad Antonio Nápoles, el locutor del Noticiero Nacional de la Televisión, dijo sentirse muy bien, como en casa y elogió las iniciativas de ese colectivo que cada día aprende y enseña algo nuevo.




sábado, abril 08, 2017

 

TAJADA DE NOCHE EN ALMÍBAR INFANTIL




Sin ánimo de comparar, mucho menos de criticar, no recuerdo en áreas céntricas de la ciudad una actividad como esta, que congrega a niñas y niños de la humilde barriada, en pleno corazón del reparto de Lugones, periferia sur de Ciego de Ávila


El motivo: regalarles un pedazo diferente de noche en este abril que, desde su primer día, hasta el último, debe oler a pioneros, a juventud, a Girón

La manera de hacerlo: mediante juegos didácticos, de animada participación, música, bailes, premiaciones, golosinas y un mar de alegría a ras de tierra. 

¿Quién arma todo esto? Nadie venido de fuera. Si no, pregúntenle a Eloy Yero, el presidente del CDR  número 2; a Josefa Manrique, secretaria de la Federación de Mujeres Cubanas aquí; a Norma Pupo, una de las tantas vecinas por cuya contribución jamás hay que esperar, o a Geordis Durán, director de la Academia de Boxeo a quien la luna ha convertido en entusiasta activista deportivo y de recreación... 

Aunque sí; a decir verdad sí ha llegado alguien desde fuera: la muñeca Albarina, simpático personaje de la programación infantil de la televisión avileña, encarnado por su propia directora Reina Torres Pérez. 

Solo que, en medio de tantos niños y muestras de afecto, Muñeca y Mujer se sienten como en su propia casa, y así también la ven todos, desde los más pequeños hasta las abuelas y abuelos (no pocos) que han salido de sus hogares para darse cita en este lugar, al que no por casualidad,  un buen día, le empezaron a llamar “el hueco”. 

Años atrás, ni soñar con hacer algo similar aquí. Antro de residuales, desechos y otros inconvenientes, resueltos, en parte, con apoyo de la máxima dirección política de la provincia, ese rehundido punto no hubiera sido el más idóneo para llenarlo, hasta la boca, con esas personitas en miniatura que convierten en gigantesco palacio hasta el más diminuto hogar.

Pero como sucede en estos casos (demasiado esporádicos en medio de tantas posibilidades de multiplicación), ahí están, sacudiéndose de toda posible timidez para competir, unos bailando la movida melodía o por dentro del arco que traza una suiza en movimiento, mientras otros declaman una poesía, cantan emblemáticas creaciones infantiles o improvisan, a vuelo de imaginación, su versión de la Cucaracha Martina.

¿Y qué llevó preparar todo esto? Tal vez un poco más de gestiones y de contactos endógenos (dentro de la propia comunidad) que recursos; además de mucha pasión y la certeza de que las cosas saldrían bien. 

Y así ocurre. Dicho por niñas y niños de todas las edades y por adultos que, a pesar de sumar décadas y de vivir en un espacio no muy favorable, desde el punto de vista urbanístico y de servicios, se “ensillan” en momentos como este, no olvidan que un día fueron niños y les cortan a la noche una tajada de puro gozo y de alegría en almíbar, para ponerla en el paladar de hijos, nietos y bisnietos. 



This page is powered by Blogger. Isn't yours?