viernes, junio 08, 2018

 

INSUSTITUIBLE



Quiero seguir recibiendo
mañana
ese beso espontáneo e incondicional
de mi hijo
y no la flor o el ramo de rosas
que sus manos pongan sobre mi eternidad.
Quiero seguir escuchando su voz
y ese Papá
que hasta más allá de mi partida
me sonará a palabra recién nacida de sus labios.
Quiero que no deje de venir a preguntarme
ante la misma duda que
de otro modo
solo podría encontrar respuesta imaginaria.
Quiero seguir sintiéndolo
acomodado sobre mis piernas de carne y huesos
mientras conversamos
y no sentirlo hecho silencio y recuerdos
lejanos en el tiempo, en la distancia
durante esas tardes de tenue brisa
sentado sobre mi esqueleto de granito.
Y es que necesito seguir alimentando
mis pulmones
hasta con el dióxido de carbono
que él despide
y retoñar yo mismo en su retoño
y volver a gorjear, yo,
con mi meñique entre los dedos de mis nietas
a la vista de él
o lo que es igual:
a la vista del Mundo

(Ciego de Ávila 29 octubre 2017)

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?