miércoles, mayo 17, 2017

 

CARTA A JOSÉ MARTÍ




Tengo la suerte de recibir llamadas, mensajes, sugerencias... 

Uno de los telefonazos más recientes venía sin nombre específico de destinatario. Coincidentemente fui yo quien levanté el auricular y...

Al otro lado estaba un habitante del lejano poblado costero de Punta Alegre, en el municipio de Chambas, provincia de Ciego de Ávila.

Su intención era dar a conocer la carta que recién él acababa de escribirle a José Martí Pérez, el Héroe Nacional Cubano.

No sé si, por razones de espacio, la prensa escrita podrá publicar tu misiva, en la próxima edición  -le dije, pero, al menos en mi página personal, puedes estar seguro de que va.

Y eso estoy haciendo.

No sé quién es Pedro Manuel Balmaseda Hernández. Pero después de hablar con él y de leer su carta le abro mi espacio digital. No tengo la menor duda de que es de esas personas que aman la verdad, confían en el futuro y creen en la inmensidad del ser humano.

He aquí sus apuntes:



Querido José Julián Martí Pérez:



No imagina usted, cuánto me hubiera gustado conocerle en persona. Hoy estaría mucho más preparado para enfrentar estos tiempos convulsos.


He de contarle que hubiera deseado tener la experiencia y la valentía que usted siempre tuvo a la hora de luchar y a la hora de tener que enfrentarse a tanto dolor y sufrimiento, desde tan temprana edad.


Quisiera tener ese poder extraordinario suyo en las ideas, su conocimiento y cultura en el momento de hablar, de escribir y, a la vez, de cultivar una rosa blanca.


Sé del dolor infinito que tuvo que soportar en prisión, en las canteras de San Lázaro, el cariño que sintió por el niño Lino Figueredo y por el anciano Nicolás del Castillo. Imagino lo que padeció en el exilio, deportado y separado de sus seres más queridos y de su patria, a la que usted definió como Humanidad.


Sus discursos en el exterior, especialmente en los Estados Unidos, conservan total vigencia. Hoy el monstruo está más revuelto y es más brutal.


Puedo imaginar lo hermosa que debió ser la bailarina española cuando usted la llamó divina, y los momentos felices junto a La Niña de Guatemala, que usted sabe, como nadie, a causa de qué murió.


Qué valor y qué sensibilidad humana la de su amigo Fermín Valdés Domínguez (luchador incansable por la reivindicación de la inocencia de los estudiantes de medicina fusilados) quien, de rodillas sobre la tumba de ellos, escribió el epitafio Inocentes.


Sé de la admiración y respeto que sintió por el Libertador Simón Bolívar. Le cuento que, como usted, tuve el honor de andar esos caminos y conocer a Hugo Chávez, un hombre de ideas excepcionales, a quien estoy seguro usted llamaría El Bolívar de estos tiempos.


Sepa que, para toda Cuba constituye motivo de orgullo llamarle a usted nuestro Héroe Nacional, por todo lo que escribió, lo que hizo, lo que nos enseñó. 


Soy un profundo admirador de sus escritos, de sus versos, de su poesía. La primera vez que leí La Edad de Oro quedé fascinado con sus historias.


Al leer la carta a su amigo Manuel Mercado creo que hasta sentí sana envidia, al ver cómo lo llamó hermano queridísimo.


Del mismo modo que en Dos Ríos, otra vez volvimos a verlo cabalgar frente a una caravana; esta vez acompañando a un caballo sin jinete, pero vivo, porque ni la muerte cree haberse apoderado de él.


Por razones del tiempo, no pude conocerlo a usted, pero sí a su mejor discípulo: nuestro Fidel Castro, suyo también.


Espero que con estas palabras usted sepa que no está solo...  que tiene a un país completo a su lado, siguiéndolo, Maestro.


Reciba este 19 de mayo un abrazo inmenso como el sol que usted juró morir mirando.





Pedro Manuel Balmaseda Hernández

Jefe de cátedra de Educación Física
Combinado deportivo # 3, Punta Alegre




lunes, mayo 15, 2017

 

TIEMPO DE NIÑOS




Vuelvo a sentirme niño...

Amanece y —con frío o calor, bajo lluvia o no— mi madre se empeña en levantarme cuando más rica siento la cama. Y yo, que quiero dormir unos minutitos más; y ella, que si llego tarde al círculo infantil o al colegio; y mi padre que no habla mucho pero me mira un poco atravesado…

Entonces uno de ellos me agarra de la mano y, pa´la la escuela. Eso no me molesta, todo lo contrario, porque allí me siento bien, entre amiguitos de mi edad, aprendo muchas cosas, pero caramba, cuando regreso ya casi no hay tiempo para nada. Mamá corriendo de un lado para el otro, preparando la comida, limpiando la casa o disparada rumbo a la placita. Y papá ni hablar, a veces me acuesto y ni ha llegado del trabajo o cuando me levanto ya se ha ido.

¿Salir a jugar un rato? Ojalá, pero casi nunca puedo o no me dejan, porque si ya es tarde, porque si los carros, porque si la gente, porque si la tarea primero… 

A veces me parece que mis padres olvidaron aquel tiempo en que pedían su tiempo —y lo tenían— para empinar papalotes, bailar trompos, jugar yaquis o muñecas, batear, correr, criar pececitos, o simplemente salir a “mataperrear” (como dicen los abuelos) con los demás muchachos del barrio, de forma sana y con cuidado.

Eso no es tan fácil de lunes a viernes. Y los sábados y domingos, por el mismo estilo.
No conozco a un solo padre que niegue la importancia de prestarles atención o dedicarles tiempo a los niños, alimentar su fantasía, crearles condiciones para el esparcimiento, abrirles puertas a la imaginación. Pero del dicho al hecho muchas veces hay tremendo trecho… de tiempo.

No sé si algunos adultos tendrán idea de cuánto nos gustaría corretear por un parque mientras mamá lee un libro o caminar de la mano de papá, preguntándole cosas que él termina halándose los pelos para responder. Pero, ¿si no es a ellos, a quiénes se las vamos a preguntar?

¿Y qué sucede, entonces, cuando no nos pueden atender como quisieran y como quisiéramos? ¿Qué ocurre cuando, por falta de tiempo, no hay fútbol callejero, cometas al aire, ni parque, ni pista, ni bolas, ni quimbumbia, ni otros juegos sepultados en el tiempo aun cuando sobra espacio?

Ocurre que terminamos yéndole encima al table de siempre, a la computadora de papá, al celular o al primer artefacto que tengamos delante, con esos juegos electrónicos que nos convierten en niños robotizados, durante horas, horas que vertebran ese mismo tiempo invertebrado, mudo y sordo para otras opciones mucho más útiles y didácticas.

Yo sé que no es igual en todos los hogares, que muchos padres y madres sacan tiempo de donde no tienen, para atendernos, escucharnos, comprendernos, meterse dentro de nosotros y llenar con mucha pasión ese estrecho margen que nos deja el ajetreo escolar, familiar y social, de lunes a lunes… pero, ¿acontece así en todas las familias?

Observe todo adulto a su alrededor y autoevalúese. Somos tan felices, las niñas y niños, con lo más “mínimo”: una mirada, una caricia, un beso, una palabra, un consejo, todo lo que nos ayude a sentir, ver, aprender, soñar, para no llegar a la adultez cargando esa irreparable deuda con la infancia que, para entonces, ya las arcas del tiempo no podrán cobrar.  




martes, mayo 02, 2017

 

MUCHA JUANA


Al verte, Juana Valdés Estepe, devorando, paso a paso, con tus 83 años, cada metro de calle y de explanada, para pasar frente a la tribuna, apoyada en tu inseparable bastoncito...
 
Al observar el modo en que, a intervalos, sonríes, te afincas y continúas...

Víctima, yo, de inevitable admiración y sorpresa porque, excepto esa banderita y el eterno Fidel que traes de tu mano, nadie más te acompaña (sé que tus muchachos —como vas a seguir llamándoles, aunque cumplan cien años y tú unos cuantos más— se fueron a desfilar con sus respectivos sindicatos)...

Pero, sobre todo, cuando escucho, casi en un susurro, que has venido desde la calle Fernando Callejas, cerca del Policlínico Sur, en Ciego de Ávila, porque ni los calendarios ni la jubilación pueden frenarte ni, mucho menos, borrar todo lo lindo que te dejaron, dentro del alma, 25 años haciendo azúcar en el Central Ciro Redondo...

Entonces tengo, obligatoriamente, que preguntarme: ¿quién, sabiéndote como eres, se resistirá a ser, la próxima vez, el primero en desfilar junto a ti?


lunes, mayo 01, 2017

 

REVERENCIA DE FUEGO




Dejaba boquiabierto a todo el mundo, cada vez que tomaba un sorbo de aquella sustancia, se acomodaba elegantemente, soplaba hacia lo alto y una llamarada parecía prenderle fuego al mismísimo cielo.


Repitió la escena varias veces, cuando su bloque obrero pasaba frente a la tribuna, este Primero de Mayo, en Ciego de Ávila .

Es un artista, le comentó asombrada una adolescente a su mamá, mientras miraba, quizás por vez primera, la destreza con que aquel hombre “echaba candela por la boca”.

Fue una de las tantas iniciativas del movimiento obrero avileño, a lo largo de un desfile que movilizó a  miles de trabajadores, junto a su familia.





Hermosa reverencia, sin duda. 


Reverencia de fuego ante la tribuna.

Reverencia ante la historia y la bandera.

domingo, abril 30, 2017

 

YO SÍ VOY A CELEBRAR



Por supuesto que sí. Yo, uno de los tantos ciudadanos, de cualquier lugar, edad, sexo, origen, creencia… sí voy a celebrar —otra vez— este Primero de Mayo.

Voy a saborearlo en familia, junto la “tropa” de mi centro laboral, entre los vecinos y con cuanta gente del barrio me encuentre en el desfile o después de él… porque ¿quién dijo que la cosa termina con el paso frente a la tribuna? Más bien, comienza.
 
No sé otros y otras, pero a mí me sobran razones para meterle pecho a este lunes con todo lo que se suele llevar dentro. No solo por el hecho de estar vivo —que es, de por sí, una dicha, sobre todo si se respira aquí, en este país pequeño, inmenso y sin igual. También por tener salud, un trabajo que me une días y noches, una familia linda, amigos de verdad, sosiego, seguridad (hasta para echar una pequeña siesta en un tranquilo banco de parque, si el cuerpo me lo pide, a la hora que sea), aspiraciones, inconformidades y un bulto de insatisfacciones y de adversidades que, lejos de enfriarme el ánimo, le suben temperatura.

Claro que voy a celebrar… por mí, por mi hijo (que es la representación más nítida del término Patria en mí), por los que no se rinden, por los que aparentemente ya no están, cuando en verdad la historia y la familia los mantienen ahí, vivitos. ¿Cierto o no?

Festejaré hoy por resultados que tenemos en Ciego de Ávila  y que a veces no vemos, o no queremos ver en su justa dimensión, lo que no niega la capacidad de apreciar, también, el rosario de cosas que debieran andar mucho mejor en el orden social y económico.

Basta con tener los pies en la tierra (más que mente “en el aire” o el dedo dentro de la boca) para saber que, a pesar de todos los pesares, puedo hacer en este día mío, como trabajador, lo que otros obreros, en otras latitudes no pueden hacer, o, al menos, no igual.

Pero sobre todo, voy a celebrar y a reafirmar mi rumbo, porque es lo que desde su heroica piedra me sigue pidiendo Fidel : ese hombre extraordinariamente humano que nace en cada amanecer para millones de personas, cuando el Sol asoma su mirada, allá por un sereno lugar llamado Birán

sábado, abril 29, 2017

 

COMO EN FAMILIA CON EL EMBAJADOR BRITÁNICO




Por interés suyo, el señor Antony Stokes, embajador del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, acaba de tener una cena con blogueros de la prensa avileña.


Cualquier diario o sitio del mundo reflejaría el suceso con la oficialidad que encierran esas dos líneas que acabo de teclear.

Aquí, en mi página o espacio personal, me tomo la licencia y el privilegio de decir: Por interés suyo, y para satisfacción también nuestra, el señor Antony Stokes, embajador del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, acaba de tener una cordial y familiar cena con blogueros de la radio, la prensa escrita y la televisión en Ciego de Ávila.

Con la impresión de habernos conocido desde antes, el diálogo fluyó ameno, transparente, matizado, incluso, por pinceladas de respetuoso, fino, pero inevitable humor… por ambas partes.

Protagonista directo de la primera piedra que, junto al embajador chino en Cuba, había situado, horas antes, donde se construye la primera bioeléctrica cubana que aprovechará biomasa cañera para generar energía, al señor Stokes le interesó conocer la opinión nuestra, como prensa. Resultaba lógico. En esa obra median intereses de su país. Para eso él es presencia en la Mayor de las Antillas.

Por cierto, en medio del intercambio no solo ponderó la visión del pequeño grupo de periodistas acerca del valor de ese proyecto conjunto a favor del uso de fuentes de energía renovable, sino también el empeño de nuestra nación por preservar el medio ambiente.

Y fue diáfano en su criterio, al razonar que aprecia demasiada lentitud en la aprobación y ejecución de proyectos mediante inversión extranjera: algo que, en su opinión, no beneficia al país y que, por demás, dista de lo que aspiran a lograr ministros, funcionarios y autoridades de la nación.


No faltaron referencias y anécdotas con sabor a caña de azúcar, a la fiebre de un fútbol que aparentemente baja la temperatura del béisbol; el reconocimiento a la tranquilidad que transpira este Archipiélago, la conveniencia o no de ponerle más atención al uso de Internet, el rol de los blogueros, la comunicación, los llamados periodistas independientes…

Todo lo que sea para bien de Cuba, para bien del progreso real, para preservar lo que tenemos, mejorar el nivel y calidad de vida de la población cubana; todo lo bien intencionado y lo mutuamente ventajoso para nuestros amigos… bienvenido sea.

Tal fue, en síntesis, la sincera opinión, expresada por quienes estuvimos presentes, cada quien a su manera, todos con la elegante fuerza del respeto y de la cordialidad. 

Tengo total certeza de que el Señor Stokes lo entendió, porque tampoco él desea para su país nada que enferme, ponga en peligro o lacere, conscientemente, la salud física, espiritual, moral de su tierra y de su gente.

De hecho, coincidió con nuestros puntos de vista acerca de cuán valioso es usar las amplias potencialidades de Internet y de las tecnologías actuales —y futuras— de la información y de la comunicación, para dar a conocer la realidad de un lugar como Cuba, sobre la base contenidos en los que no medie un abismo entre lo puesto en órbita y lo que late. Entiéndase la verdad, esa que el cubano o el visitante extranjero puede comprobar directamente aquí, pero que quien habita otra región solo puede apreciar (creer) mediante lo que le llega. 

Y qué triste es que la verdad no le llegue a un francés, a un sueco, a un británico, a un africano, o que la reciba retorcida con toda intención, solo porque han prevalecido intereses mezquinos por encima del decoro y de la dignidad sedimentada durante siglos en las arterias por donde fluye el verdadero periodismo.

Ha sido muy buena esta conversación, repitió más de una vez el embajador británico. La sencillez con que lo dijo me libra de suponer que lo hizo en ejercicio de formalidad o de enmarcado protocolo. De ningún modo.

Seguiré pensando que, en realidad, Antony Stokes agradeció ese pedacito de noche, no solo porque conoció, tal vez, el cerdo enrollado, o por el placer que pudieron dejarle a ras de paladar un par de cristalinas cervezas Cristal…  también, y sobre todo, porque pudo seguir conociendo mejor, de primera pupila y de primer tímpano, sin tecla o voz intermediaria, cómo somos los blogueros de la verdadera prensa cubana, cómo somos las personas que poblamos este Archipiélago: los mismos que, al final de la cena, le pedimos  enviase, luego, un mensaje a su familia, con sinceros votos de salud y de prosperidad para todos.



viernes, abril 28, 2017

 

SALUD SE OFRECE AL TURISMO




Turismo no sabe lo que se está perdiendo en Ciego de Ávila...  tal vez en otras partes del Archipiélago. 

Lo develó la presentación del producto Servicios Médicos, en su edición inicial, como oportuno espacio no solo para tomar nota, sino también para concretar alianza con la sucursal avileña: primera en ofrecer, así, una cartera de negocios, basada en alternativas de salud desconocidas por muchas de las personas que arriban al polo turístico Jardines del Rey, e ignoradas, o no bien aprovechadas, por agencias de viaje que operan desde aquí.

Y no se trata, solo, de lo que pueden ofrecer y asegurar la Clínica Internacional de Salud (inmersa ahora en un impostergable proceso de modernización y mejoramiento), los 16 consultorios médicos hoteleros que funcionan en el polo, las ocho farmacias o las dos salas de atención médica internacional, abiertas en los hospitales Doctor Antonio Luaces Iraola, de la cabecera provincial, y Roberto Rodríguez, de la ciudad de Morón.

Pienso en la capacidad para garantizar chequeo y atención estomatológica de alta calidad, servicios de oftalmología, podología, masajes, rehabilitación ortopedia y traumatología u opciones de acompañamiento de enfermera para la atención integral a personas que por su avanzada edad, discapacidad u otras razones similares quedan al amparo, muchas veces más costoso, de instituciones en sus países de origen, cuando el resto de la familia viaja a Cuba.

Mientras representantes de agencias, buroes de venta y otros funcionarios escuchaban con la apariencia de ocurrir por vez primera, el doctor Iván Padrón Rendón, director de la Sucursal Servicios Médicos Cubanos Ciego de Ávila, seguía exponiendo aprehensivas opciones como el diseño de productos muy específicos, al alcance de asociaciones (grupos) de pacientes hipertensos, diábeticos, cardiópatas... 

No es casual que 2018 conciba el despegue constructivo de una nueva clínica internacional, dotada de moderno equipamiento, incluidos servicios como el de hemodiálisis en vacaciones, a la medida de los 30 millones de personas que en el planeta reciben ese tratamiento, muy caro a escala mundial, aunque gratuito para cubanos en hospitales asentados en el territorio nacional.

Similar interés puede despertar, fuera, la posibilidad de acceder aquí a medicamentos de factura cubana o a procedimientos como los que permite el Heberprot P, con favorable saldo, tanto en ingresos para la nación como en el orden humano y de salud para visitantes afectados por el llamado pie diabético.

Pero todo ello debe ser de doble y anticipado conocimiento: por quienes “halan” y por quienes nos visitan.

En el 2015 Ciego de Ávila registró 297 mil dólares por concepto de servicios médicos, cifra que se elevó a 617 mil durante el 2016. Lo que quizás nadie sepa con exactitud es cuánto se pudiera ingresar, aprovechando bien oportunidades como las que Salud acaba de ofrecer desde el Hotel Meliá Jardines del Rey.

Quien sabe si el monto podría equivaler al aporte de uno o varios hoteles más, sin tener que construirlos.

Pónganle cabeza al asunto quienes para eso están. No sabe, repito, el turismo lo que se está perdiendo.

Según el doctor Iván, las condiciones están creadas, capacitado y apto el personal… por cierto, el mismo del que la población espera excelencia de servicio en la red nacional de hospitales, policlínicos, consultorios y demás instalaciones.



jueves, abril 20, 2017

 

OTRO TIRO POR LA "KARLATA"


Mi esposa me ha enviado el mensaje que más abajo pego íntegramente.

Contiene lo escrito por una joven llamada Ileana González, con puntos de vista muy personales acerca de la solicitud de expulsión para una estudiante universitaria, de primer año de Periodismo, Universidad Marta Abreu, de Villa Clara, además de un artículo titulado Argumentos de verdadedos revolucionarios, publicado por jóvenes de ese alto centro de estudios, en su sitio digital.

Duele, desde luego, tener que separar de la universidad a un, o a una estudiante, que pudiera ser útil al país. Pero, en mi opinión, más duele que jóvenes y padres aún se dejen confundir por las lengüetas del dinero que danza en la palma de la misma mano que hoy simula acariciarte y mañana blande el puñal que puede clavar sin compasión en tu espalda, porque ni esos respetan al asalariado que cambia decoro por billetes.


Karla es su nombre. Otra víctima consciente, nada inocente, de quienes llaman a la subversión, sobre todo entre los jóvenes. Otra víctima de la mala memoria de padres que olvidaron muchas cosas; entre ellas que, mientras haya historia, Revolución, pueblo unido, dignidad y claridad en la mirada, la universidad revolucionaria seguirá siendo para los revolucionarios de verdad.

A continuación, el mensaje:



“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar.” Diógenes El Cínico.

Las pasiones se desatan, los hipócritas se solidarizan, los oportunistas se escandalizan, los egocéntricos estallan en opiniones cargadas de sus “verdades absolutas”, los ilustrados y en otras épocas incomprendidos vociferan sus experiencias personales, la contrarrevolución exaltada aprovecha para utilizar revolucionarios en pos de autentificar sus ataques al estado y sus instituciones. Una “inocente” estudiante de 18 años ha sido expulsada de la Universidad de Villa Clara, ese es el hecho en que se han unido para censurarlo, “el noble y el villano, el prohombre y el gusano que se han dado las manos sin importarles la facha”.

Derecho a opinar tiene todo el mundo, por mi parte he esperado conocer más elementos sobre este caso, para pronunciarme, pues lo que algunos apresurados juzgaban como una injusticia, consecuencia de una política de estado excluyente y sectaria, me chocaba contra el hecho de que el hijo de Reinaldo Escobar y Yoani Sánchez, reconocidos contrarrevolucionarios, ingresó a la Universidad de La Habana en el 2014 sin impedimento alguno. No ha sido expulsado, ni se tomó en cuenta que uno de los blancos preferidos de su madre ha sido precisamente el sistema educativo cubano, al que ha denigrado utilizando toda clase de mentiras. No me extiendo más sobre el mercenarismo de quien es bien conocida. Por eso preferí callar.

Ahora  puedo pronunciarme sin ninguna vacilación en apoyo a la medida tomada con Karla María Pérez González.

Reproduzco íntegramente el artículo publicado en el sitio, “El joven cubano” . Para mí, convincente:

En estos días se ha generado un debate en las redes sociales a partir de la solicitud de la FEU en la Universidad Central de Las Villas de expulsar de esta casa de altos estudios a la estudiante de 1er año Karla Pérez González, por ser miembro de la organización contrarrevolucionaria Somos+. La universidad y el estudiantado tienen suficientes argumentos para adoptar una posición revolucionaria.

La joven, que escribe desde el pasado 2016 en el blog de esa organización, ha reforzado su presencia en el ciberespacio bajo el seudónimo de Oriana. El 7 de abril del 2016, siendo aún estudiante del preuniversitario, publicó sobre el ingreso a la Educación Superior y en torno a su aspiración por estudiar la carrera de Periodismo.

«¿Y el engaño vendido a nosotros sobre la falta que hacen periodistas en Cienfuegos?… Parece que prescinden de la verdad. Parece que temen a lo novel de mi generación, a sus inquietudes, a su rebelión sensata»


Desde ese entonces manifiesta su posición al aludir a un periodismo enemigo de la Revolución, que escribe en medios que abiertamente están al servicio de la contrarrevolución y que son financiados desde el exterior.

Esta opinión se vio reforzada cuando el 19 de abril insultó el periodismo cubano al dudar de las competencias profesionales de quienes lo hacen. «…me encuentro frente al órgano o la repetidora oficial del Partido Comunista de Cuba…Busco algún periodista que combine inteligencia y verdad, fiel a su trabajo y no a las imposiciones del gobierno (…) entonces no somos ni tan maestros ni tan periodistas».

En esas mismas líneas convoca a los jóvenes a manifestarse en contra del proyecto social cubano, al expresar: «Entristece el alma de los que soñamos con intensidad con un futuro próspero de nuestra Patria, ver cómo las semillas más frescas y valiosas de la Cuba actual, eligen quedarse atrapados en la “inacción” … ¿No es más hermosa la rebelión inteligente y moral, por la búsqueda de un suelo y un cielo libres?

A esa misma juventud nos tilda de dormida, ignorante, cobarde, carente de educación cívica y política, y frustrada por «la mala gestión de una “Revolución” conservadora que desmotiva y engaña» … ¡Qué poco nos conoce! Somos una juventud inquieta, rebelde, defensora de los más altos valores humanos, con sus propios sueños y proyectos, conscientes -y coincidimos con ella- de que la felicidad está en Cuba, una Cuba perfectible pero inevitablemente abrazada a los principios del socialismo, camino que hemos elegido.

Karla, incluso, en nombre de la organización contrarrevolucionaria a la que pertenece, alentó e invitó «a los “Pinos Nuevos” y nacientes a la persecución íntegra de sus metas y objetivos, que solo puede iniciarse desde un cambio más profundo, más de raíz, cuando se oigan todas las voces y nuestras ideas cuenten».

Propugnó así una posición abiertamente reaccionaria ante la que no podemos quedarnos de brazos cruzados, principalmente para demostrar que no estamos inactivos e impulsamos el proceso revolucionario.

El 2 de agosto vuelve a atacar con más fuerza a nuestros periodistas, tildándolos de representantes y siervos a muerte del único partido existente en Cuba. ¿Acaso criticó la misma formación que ella recibiría y que la dotaría de herramientas para actuar de forma diferente a los profesionales que juzga?

Una semana después se refirió a un supuesto Plan Nacional de Becas, que no existe, gracias al cual dijo haber obtenido la carrera que tanto ha atacado. ¡Qué ignorancia muestra cuando desconoce nuestro sistema de ingreso a la Educación Superior! Plan de Becas es un término copiado de un modelo ajeno a nuestra realidad, en la que todos nuestros bachilleres tienen la oportunidad de obtener una carrera universitaria, siempre que demuestren su preparación.

No culmina el material sin antes incitar a sus coetáneos. «…rebélate desde la sensatez y reconoce que somos nosotros los que podemos brindarle a la Patria una nueva oportunidad: la de crecer»

El 30 de septiembre, ya desde su posición como estudiante universitaria, se autodenominó representante de la juventud dormida y temerosa de la que habló anteriormente. ¿Será ella la única despierta y valiente entre tantos jóvenes? En ese texto sobre la conceptualización del modelo económico y social cubano, al que ni siquiera llama por su nombre, mostró desconocimiento en torno al tema.

Apuntó que es un documento antidemocrático e inconsulto, cuando en realidad fue debatido en todos los espacios de diálogo abierto a la participación popular, incluso, a nivel de barrio; además, estudiantes de su propia institución académica diseñaron y pusieron a disposición de todos los jóvenes cubanos una aplicación para celulares que contiene de forma interactiva la información de estos y otros documentos afines. Igualmente, desconoció las más de 200 mil propuestas salidas de la consulta con el pueblo.

Por si fuera poco, ofendió a la juventud cubana acusándonos de burlarnos del ideario martiano, hecho inconcebible para los revolucionarios reales, que no son los mismos a los que ella enarbola. Otra muestra de su desconocimiento de la obra del Apóstol es la asociación que hace del pluripartidismo bajo la visión martiana, cuando fue Martí quien creó el Partido Revolucionario Cubano (del cual es heredero el Partido Comunista de Cuba) para unir voluntades, ideas y principios en una misma organización que defendiera los objetivos de lucha.

El 28 de enero de este año dedicó sus equívocas líneas a José Martí, llamándolo «el culpable de mis ahoras» y valorándolo a su conveniencia. Lo despoja de su condición de patriota defensor de nuestra isla, atribuyéndole muchas patrias y a la vez ninguna. «Sufro con el hoy, con ese miserable hoy donde te pierdes en una humanidad cobarde y detenida, donde no te convertiste en millones como quisiera y querías, donde tus armas- esas liberadoras- no se utilizan, donde te alaban, pero pocos convierten tus lecciones en acción…La culpa del ahora mío, es de usted».

Hoy, Karla u Oriana, como queramos decirle, deberá mantenerse firme como declaró en su primer trabajo, pero no para conseguir el tipo de cambio al que aspira utilizando muchas veces su papel de víctima de un sistema supuestamente injusto y excluyente, sino para aceptar que su estrategia seguirá fracasando mientras existan jóvenes preocupados por el destino de nuestra sociedad socialista. Ella no es ni será la heroína que planificó hace casi un año, por lo menos no la de nuestros jóvenes verdaderamente revolucionarios.




This page is powered by Blogger. Isn't yours?