viernes, marzo 25, 2016

 

ENTRE NIÑOS

Divino y santo este Viernes, antesala del apacible ambiente que me espera, mañana sábado y el domingo.

Allá, en un tranquilo recodo de la piel espirituana me espera la ternura sin fin de mi madre.

Cargado de infantiles sueños partiré temprano, junto a mi Reina.

¿Quién no se siente niño cada vez que corre a los brazos de su Mamá?, no importa si con 5, o con 55 años en las costillas, como casi casi estoy acumulando yo en las mías.


Pero sobre todo rodaré los 75 kilómetros que median entre Ciego de Ávila y Sancti-Spíritus, cargado de niñas y niños... en mis memorias (flash y cerebral), en mi mochila, en la almohada.

Sin ellos no respiro igual... desde que era niño.

Y no es capricho. Es necesidad, como la tuya, que me lees, aunque tal vez casi nunca lo digas.

¡Hasta el lunes, pues!

¡Arriba, niños, montando... qué me voy!



 

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?