jueves, marzo 10, 2016

 

AMANCIO COMO AYER




Por suerte no tengo problemas cardíacos. De otro modo, anoche hubiera terminado asistido por el SIUM (Sistema Integrado de Urgencia Médica) o en la sala encargada de los cuidados coronarios.



La sana culpa la habrían tenido los amancieros (habitantes del municipio de Amancio Rodríguez, extremo sur de la oriental provincia de Las Tunas) y más específicamente Eduardo  Álvarez: el alegre “cabecilla” de un club que mantiene viva, todo el tiempo, la música de la llamada década prodigiosa, tanto entre los tembas (adultos que sobrepasan los 40 años, más-menos), como en ancianos de cualquier edad, sin excluir a niños y a muchachas y muchachos de esos que andan con los pelos “de punta” a golpe de gel.



El problema fue que, sin previo indicio o en franca emboscada, se reunieron para aprobar, mediante resolución y todo, que Pastor Batista Valdés fuese Miembro de Honor del mencionado club.


¿A santo de qué? —como solía decirse en los tiempos mozos de mi abuela.


Nada, sencillamente porque el tal Pastor ha publicado en su antiguo periódico (Granma) materiales escritos con marcada pasión (eso es cierto), reflejo del cordial clima que reina en ese club, de los valores humanos que cultivan sus miembros y de un alcance que ha estremecido a connotados artistas de aquella época, más allá de las fronteras cubanas, interesados incluso en “darse un saltico” hasta Amancio para evocar y disfrutar melodías que han muerto o que bostezan sordas en el éter geográfico que las vio nacer.


¿Y qué decir, entonces, de esa honrosa condición, cuando en verdad todo el mundo levantó allá su mano a favor de la propuesta? —tal y como consta en un video que aquella hermosa gente me hicieron llegar hasta Ciego de Ávila.


Caramba. En mis reportes o apuntes periodísticos no hice más que reflejar una realidad, un acontecimiento cultural y social que anida en muchas partes del país. Porque si una experiencia une, motiva, arrastra y estimula son los clubes de amigos de la década prodigiosa.


Tendré, por tanto y con tremendo placer, que darme también mi “saltico” hasta Amancio, en abril, para que se me “oficialice” la referida condición en pergamino, y para que se me enraíce aún más, dentro del pecho y en el torrente sanguíneo, la admiración que siento por aquella noble y laboriosa gente, que mantiene viva esa inmortal música, Casi como ayer… siempre como siempre.


Comments:
Hola Pastor...
Gracias por tan sentidas palabras hacia nuestro club "Casi Como Ayer".
Los textos escritos en los artículos de referencia reflejan tu apreciación de esa realidad que vivimos en cada peña y en cada evento que realizamos, es por ello que apreciamos en alto grado tu trabajo, por ser fiel a la verdad y reflejarla con gusto.
Las opiniones de nuestros compañeros, expresadas en el video que recibiste, constituyen una mínima muestra del sentimiento generalizado entre los miembros de este club.
Te esperamos en el Tercer Encuentro Regional de clubes y agrupaciones de la Década Amancio 2016.
 
Allí estaremos, Revolta, mi Reina y yo. No por compromiso, no para corresponder lo que ustedes exageraron acerca de mí en el video, ja ja, sino para volver a disfrutar esa experiencia que ojalá viviéramos todos los cubanos, amantes de la Década y del Siglo de valores que anida y levanta vuelo, a la vez, en cada actividad que organiza NUESTRO Club de amigos en Amancio.

Un abrazo grande a todos.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?