viernes, abril 24, 2015

 

TRANQUILIDAD



Tranquilidad total. 

Eso se respira aquí entre la primera y segunda vuelta, a pie de urnas, para elegir en cada circunscripción al delegado del pueblo.

Tranquilidad hay en los 568 lugares donde ya ese representante existe como resultado de la votación realizada el domingo 19 de abril. Y tranquilidad en las 106 circunscripciones donde volverá a tener lugar el soberano derecho de toda persona en Cuba entera a votar y elegir al candidato que considere mejor, más apto, más capaz, en mejores condiciones para asumir funciones como delegado en la base.

Tranquilidad, no solo por el apacible ambiente en que fluyó la jornada dominical, el voto, el escrutinio, el flujo de la información… también por la naturalidad con que continuó y prosigue la vida dentro de cada hogar, en las escuelas, centros de trabajo, bodegas, cafeterías, parques, unidades de servicio, instalaciones recreativas…

Tranquilidad, porque no puede ser casual que más del 60 por ciento de los delegados electos en esta primera vuelta por los tuneros hayan sido ratificados. Dicho en otros términos: la gente ha querido que 345 mujeres y hombres sigan siendo Su delegada o Su delegado. Ese saldo fija más de cinco peldaños porcentuales por encima del registrado en las elecciones de 2012 y del resultado preliminar a escala nacional de este domingo.

Tranquilidad es que, más allá de todas las preocupaciones y problemas materiales que gravitan sobre el universo social tunero, la concurrencia libre y voluntaria de electores a mesas y urnas haya superado a la media del Archipiélago, según trascendió en intercambio de la prensa con autoridades electorales de la provincia. 

Sosiego genera que más de mil excelentes jóvenes, salidos de los propios barrios y comunidades, aceptaran fungir como observadores, junto a una amplia representación de juristas (con rango profesional), para apreciar y validar el desarrollo del proceso, los procedimientos, la veracidad y autenticidad de los resultados.
 Y tranquilidad es ver cómo las elecciones siguen siendo reflejo del contexto social, económico y político de cada momento concreto, y cómo cada quien propone, vota y elige a quien desea. 

Por eso entre los ya electos no solo hay personas de directo vínculo con la producción y los servicios, el deporte, la cultura o tareas de dirección… Con la mayor naturalidad del mundo, ese que nunca se equivoca (el pueblo) depositó su confianza en 13 tuneros que ejercen formas de trabajo por cuenta propia, en más de 70 jóvenes (incluida una estudiante universitaria) y en 15 amas de casa.

¿Por qué sucedió así? Quienes votaron lo saben. Yo solo veo en ello una “tranquila explicación”: en sus respectivas circunscripciones y comparados con otros candidatos, la gente los consideró como los mejores. Porque, hablando claro, nadie se levanta temprano, se acicala, agarra la calle, el trillo o el camino hasta el colegio electoral para votar por cualquiera y mucho menos para dejar fuera al más fuerte de los candidatos.



Comments:
La tranquilidad demostrada en nuestras elecciones parciales no es más que el orgullo que sentimos de ser cubanos, de reconocer la superioridad de nuestra democracia.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?