viernes, abril 17, 2015

 

RAZONES



Razones. Sin ellas la vida no tendría razón. Con ellas se desborda un pueblo entero. Cuba volverá a hacerlo este 19 de abril a pie de urnas.


¿Por qué razón?

Por aquel pasado –difícil e indetenible- que nos condujo  a este presente: soporte de lo que continuará, sin marcha atrás, mañana.

Razón es la posibilidad de decidirse, cada quién, por quien mejor pueda representar y defender lo de todos. No se deposita la confianza en hombre o mujer que vacila, se tambalea o yerra por gusto o por su gusto.

Razón (para votar este domingo) es esa niñez que convierte en castillo el más humilde o necesitado hogar cubano.

Es saber que si afinamos bien la puntería con los mejores al frente, no habrá jamás peligro de secuestro, asesinato, tráfico de órganos, violación, asalto a mano armada, droga, prostitución infantil, mendigos de verdad y otros flagelos tan tristemente cotidianos en casi cualquier parte del mundo.

Razón es saber que, aunque imperfecto, tenemos ese sistema de salud, a cuya ausencia ¿quién podría acostumbrarse, después de tanta y tanta tempestad?

Razón es una pañoleta en la mañana, una pareja de novios besándose a los pies de José Martí en la cima del Turquino, cuatro abuelos sentados en un parque o alrededor de una mesa, jugando al dominó.

Es poder decir yo digo, yo pienso, yo opino, yo propongo, no estoy de acuerdo, cuenta conmigo, gracias por tenderme la mano, toma la mía y sigamos adelante…

Razón es ese dulce de coco que baja en cálida mano desde la cuarta planta de un edificio hacia la primera o de una vivienda a la siguiente, en infinidad de cuadras, barrios y asentamientos rurales.

Razón es saber que tenemos mil necesidades sobre la espalda y, a la vez, veinte millones de problemas menos que millones de seres humanos en este mismo instante.

Es haber aprendido a no arrodillarnos, a no humillarnos, a compartir no aquello que nos sobra sino lo que no alcanza… y ser, entonces, más felices y privilegiados que quienes tienen mucho y nada obsequian.

Razón es dormir tranquilamente en los más aciagos, peligrosos e inquietos momentos, porque así de posible es el apacible sueño cuando descansa en la dignidad hecha almohada.

Y razón es tener vivos (mañana también van a estar) a ese Fidel que millones de personas de todo el mundo quisieran abrazar o al menos ver de cerca, y a ese Raúl que ha dejado perplejos, desde las cumbres de Nuestra América, a quienes no lo conocían y a quienes creyeron conocer su extraordinaria modestia, valentía, sensibilidad humana y visión política.

(Tomado de mí mismo en Televisión Avileña)


Comments:
Pastor muchas gracias,cuantas razones para seguir siendo cubano y querer mas a nuestra linda cuba,un abraço desde la selva brasileira
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?