miércoles, diciembre 17, 2014

 

NOTICIA DE VERDAD



Hay verdades que parecen inciertas, sueños que se tornan realidades, realidades tan fantásticas como el más sublime sueño… La noticia del virtual regreso a la patria de Gerardo, Ramón y Antonio es una de ellas.
Todavía estoy bendita y emocionalmente “bloqueado”. Cuba entera se estremece. Una buena y mayoritaria parte del mundo también.

Saber que pronto los tendremos aquí, en casa, es la expresión real de lo maravilloso a pie de cada hogar cubano. No menos impactante, el anuncio hecho por nuestro Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros en torno al restablecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

Puedo imaginar el tierno tropel de emociones y de sentimientos que se agolpan dentro de los familiares más allegados a nuestros tres hermanos injustamente encarcelados y el semblante de Fidel: el primero en quien pensé cuando saltando de alegría mi colega Onaisys se me acercó en el Palacio de las Convenciones, hoy en la mañana, para darme la noticia… ¡Y esa sí es, técnica y periodísticamente hablando, una noticia de verdad! La noticia del siglo.

Diecisiete de diciembre. Hasta San Lázaro está vibrando en este minuto a ritmo de merecida alegría.
Anoche me preguntaba yo qué hacer, cómo, dónde y con quiénes despedir este ya agonizante 2014.

El próximo retorno de El Gera, Tony y Ramón despejan toda duda en mi interior y rompen cualquier posible planificación preconcebida para dar paso a una certeza absoluta e innegable: donde quiera que me sorprenda el primer segundo del venidero 2015, rodeado de seres entrañablemente adorados, sentiré el privilegio de haber vivido el fin de año más hermoso en la historia completa de Cuba y la dicha de ser el hombre más feliz del mundo entero.

Bienvenida a todos, ¡Por fin!,  la razón, la justicia, la verdad.

Comments:
La justicia cojea pero llega. La verdad siempre triunfa. Bienvenidos HÉROES Cubanos.
Que las relaciones establecidas entre Cuba y Los Estados Unidos contribuyan a vivir como hermanos en medio de la cooperación, y no en el de la confrontación, que a nadie beneficia.
 
La justicia cojea pero llega. La verdad siempre prevalece. Bienvenidos héroes cubanos.
Que la apertura de relaciones entre Cuba y Estados Unidos se evidencie en la convivencia como hermanos dentro de la cooperación para beneficio de todos. Viva la paz y el entendimiento entre los pueblos y sus gobiernos.
 
Bella reflexion, realmente es el menor regalo q recibimos hoy los cubanos
 
DE LO HUMANO A LO POLÍTICO
Por Rodrigo López Oviedo
Increíble. Con el regocijo propio de quien ha recibido la más inesperada noticia, en este caso la del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, me dirigí a la prensa cubana para conocer a través de sus páginas el alborozo que tal hecho estaría produciendo en ese entrañable pueblo. Lo que encontré me dejó desconcertado. Antes que ver a un pueblo henchido de emoción y orgullo por haber podido doblegar al monstruo que le quiso someter como nación, lo encontré alborozado por haber logrado arrancarle de sus mazmorras a Gerardo, Ramón y Antonio, tres valientes patriotas que purgaban injustas condenas a perpetuidad, en cárceles de Miami, por haber defendido el derecho de sus compatriotas a vivir sin el flagelo del terror.
Gerardo, Ramón y Antonio, con Fernando y René, son cinco héroes que no tuvieron ninguna duda en asumir los riesgos que se hicieron necesarios para investigar y dar a conocer al mundo los planes de la delincuencia terrorista estadounidense contra su patria socialista. Cuando obtuvieron la plena certeza de los atentados que se ejecutarían, acudieron a denunciarlos al FBI. Jamás pensaron que habrían de arrepentirse de esa decisión, pues en lugar de lograr la detención de los implicados, obtendrían la propia detención, arbitrario juzgamiento e insólita condena de todos ellos, algunos a más de una cadena perpetua.
Tanta arbitrariedad dio lugar a la campaña de solidaridad política más amplia que se haya conocido en el mundo, después de la que facilitó la libertad de Nelson Mandela. Por eso a estos héroes se les conoce simplemente como “los cinco héroes”, sin que se necesite agregar apellido a sus reconocidos nombres; y por eso la celebración de los cubanos, este pasado 17 de diciembre, giró más en torno al hecho humano de esta liberación que al hecho político del restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos.
Sin embargo, no podemos dejar pasar inadvertida la importancia de tal restablecimiento. Habiendo sido rotas las relaciones en 1961 como un mecanismo infame de presión de Estados Unidos contra el socialismo en la Isla, tuvieron que ser los propios Estados Unidos los que se vieran obligados a restablecerlas, luego de incontables batallas perdidas en las Naciones Unidas y otros escenarios, y de reconocer que la medida solo sirvió para amargar la vida a los cubanos, más no para quebrantar sus anhelos de libertad y soberanía y menos para impedir que construyeran el socialismo. Ojalá que con este restablecimiento diplomático venga pronto el fin del bloqueo económico, lo cual haría que la celebración humana de hoy se complementara con la celebración política de tan determinante medida.
 
DE LO HUMANO A LO POLÍTICO
Por Rodrigo López Oviedo
Increíble. Con el regocijo propio de quien ha recibido la más inesperada noticia, en este caso la del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, me dirigí a la prensa cubana para conocer a través de sus páginas el alborozo que tal hecho estaría produciendo en ese entrañable pueblo. Lo que encontré me dejó desconcertado. Antes que ver a un pueblo henchido de emoción y orgullo por haber podido doblegar al monstruo que le quiso someter como nación, lo encontré alborozado por haber logrado arrancarle de sus mazmorras a Gerardo, Ramón y Antonio, tres valientes patriotas que purgaban injustas condenas a perpetuidad, en cárceles de Miami, por haber defendido el derecho de sus compatriotas a vivir sin el flagelo del terror.
Gerardo, Ramón y Antonio, con Fernando y René, son cinco héroes que no tuvieron ninguna duda en asumir los riesgos que se hicieron necesarios para investigar y dar a conocer al mundo los planes de la delincuencia terrorista estadounidense contra su patria socialista. Cuando obtuvieron la plena certeza de los atentados que se ejecutarían, acudieron a denunciarlos al FBI. Jamás pensaron que habrían de arrepentirse de esa decisión, pues en lugar de lograr la detención de los implicados, obtendrían la propia detención, arbitrario juzgamiento e insólita condena de todos ellos, algunos a más de una cadena perpetua.
Tanta arbitrariedad dio lugar a la campaña de solidaridad política más amplia que se haya conocido en el mundo, después de la que facilitó la libertad de Nelson Mandela. Por eso a estos héroes se les conoce simplemente como “los cinco héroes”, sin que se necesite agregar apellido a sus reconocidos nombres; y por eso la celebración de los cubanos, este pasado 17 de diciembre, giró más en torno al hecho humano de esta liberación que al hecho político del restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos.
Sin embargo, no podemos dejar pasar inadvertida la importancia de tal restablecimiento. Habiendo sido rotas las relaciones en 1961 como un mecanismo infame de presión de Estados Unidos contra el socialismo en la Isla, tuvieron que ser los propios Estados Unidos los que se vieran obligados a restablecerlas, luego de incontables batallas perdidas en las Naciones Unidas y otros escenarios, y de reconocer que la medida solo sirvió para amargar la vida a los cubanos, más no para quebrantar sus anhelos de libertad y soberanía y menos para impedir que construyeran el socialismo. Ojalá que con este restablecimiento diplomático venga pronto el fin del bloqueo económico, lo cual haría que la celebración humana de hoy se complementara con la celebración política de tan determinante medida.

 
Desde mi Provincia, Corrientes, Argentina querida no puedo menos que alegrarme y compartir el júbilo de uds. Se la tienen muy merecida. El que no reconoce que ese paisito le ha doblado el brazo al imperialismo mas feroz de los últimos años o es un idiota o un imbécil.
Tal ha sido la solidaridad, la humanidad de ese pequeños pueblo que soporta mas de medio siglo un bloqueo genocida de los EEUU; sin embargo Uds. no se cansan de dar clases de humanidad al mundo entero.
Salieron del bloqueo y el aislamiento de los países hermanos y ahora han logrado la libertad de los cubanos presos injustamente y restablecidos las relaciones y no tengo dudas que lograran el levantamiento del bloqueo. Habrá mucha tela para cortar en relación a la instalación de la embajada en USA y ni hablar en Cuba.
Pero el jubilo de esta pequeña parte, es para alegrarse y emocionarse hasta las lagrimas.
VIVA CUBA! VIDA ETERNA A FIDEL, ya la historia te absolvió hace mucho Comandante!
 
Mi abrazo a todas y todos por sus comentarios. Advierto en ellos la misma alegría que sentimos todos los cubanos por el retorno de los tres hermanos que aún permanecían encarcelados contra toda razón humana y jurídica.
Veo, Magalys, que por un error escribiste "menor regalo" cuando en verdad sé que tu intención debe haber sido escribir: el MEJOR regalo. Por eso, te abrazo también desde el fondo de mi ser.

 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?