domingo, agosto 31, 2014

 

LA FLOR SILVESTRE DE RÍO GRANDE

Traigo a mi espacio esta crónica escrita por mi Reina (Torres Pérez), acerca de Tania La Guerrillera.
Gracias, mi amor, por evocar tan sensiblemente a una mujer de tantas y tan profundas dimensiones.




LA GUERRILLERA DE SIEMPRE


Por Reina Torres
Foto de Archivo


Es ella. Ahí está. Sigue siendo la activa, la leal, la inteligente traductora, la versátil colaboradora. Haydée Tamara Bunke Bider, “Tania la Guerrillera”, nació el 19 de noviembre de 1937, en Alemania. De padre alemán -Erich Bunke- y madre polaca (Nadia Bider), se convirtió en hija de América, del mundo.

Es ella la que con sólo 18 años es admitida en las filas del Partido Socialista Unificado de Alemania (PSUA) y en 1966 ingresaba a las filas del Partido Comunista de Cuba. Antes había conocido al Che, en 1960, y desde que lo hizo supo que aquel hombre era lumbrera, era guía. Y lo siguió, como siguen los soldados fieles a su capitán valiente.

Cuba la acoge, la recibe en 1961 y desde entonces será nuestra la argentino-alemana. Por eso labora en el ICAP, en el Ministerio de Educación y en la dirección nacional de la Federación de Mujeres Cubanas. Ella que no había nacido en esta tierra pero que se sentía una cubana más. Ella la de conducta y trayectoria como luchadora y revolucionaria consecuente e intachable, se vincula definitivamente a la guerrilla, bajo las órdenes  del Comandante Juan Vitalio Acuña Núñez, «Joaquín» en la gesta en Bolivia.

De ella y sus compañeros de lucha, sabemos que aquel fatídico 31 de agosto de 1967 se encontraban tan solo a un kilometro del grupo del Che. Pero la traición cumplió su tarea y los guerrilleros fueron emboscados y masacrados por el enemigo. El cuerpo de  Tania el penúltimo en sumergirse en la rápida corriente del río. El agua casi le llegaba hasta la cadera cuando se escucharon las primeras ráfagas. Intentó agarrar su fusil pero una bala le atravesó el pulmón. La corriente la arrastró tendiéndola luego sobre un remanso. Los soldados no encontraron su cadáver hasta siete días después. Desde entonces sería la flor silvestre del Río Grande.

Sería también nuestra flor. Una flor con un aroma similar al de Celia, al de Vilma, al de Haydée Santamaría o al de Melba. El aroma de tantas mujeres que inspiradas en su ejemplo entregan su quehacer a otras hermanas naciones.

Graziella Pogolotti, insigne intelectual cubana, señalaría oportunamente en una ocasión que el internacionalismo revolucionario no es etiqueta que corresponda al aventurero, sediento de nuevas experiencias. Nace de un profundo arraigo, como el de Tania en el recuerdo de su Argentina natal, de un genuino rechazo de la explotación como el de Tania renunciando al camino seguro que le brindaba la RDA, al trabajo creador en la Cuba revolucionaria recién descubierta, al amor y la amistad posponiendo sus proyectos personales por acudir allí donde otros hombres necesitan redención.

Es ella, la que permanece firme en el Destacamento de Refuerzo, brindando certezas y creyendo en un mundo mejor. Gracias querida guerrillera.


Comments:
Periodista (MENTIROSISTA), graduado en 1984, casado, un hijo, feliz de vivir en Cuba (NO HY VALOR PARA ABANDONAR LA MISERIA COMUNISTA), agradecido de quienes me ayudan (DESDE EL EXTRANJERO CON DOLARES? ) y siempre dispuesto a tenderle mi mano a quien la necesite.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?