martes, abril 30, 2013

 

LA NIÑA DE LA PALA


No sé qué lente ni dónde fue tomada la imagen de esta niña, mustia, de triste mirada, mientras sostiene en sus manos la pala con que a pesar de su corta edad emprende brutal faena. Solo sé que la hallé navegando por los canales de Internet.




Y pude haberla dejado allí, mirando cada mirada... Pero cuando se ama, por encima de todo, la ternura y la ingenuidad congénita de las niñas y de los niños no se les da la espalda, ¡ni en fotos!

Por eso la he traído a mi pequeño espacio, para pedirle a la vida ese milagro que borre de una vez, por todas y para siempre, escenas o realidades así.

Vergüenza debieran sentir los gobiernos en cuyo territorio hoy trabajan forzada y forzosamente unos 250 millones de niños, según consigna el Portal de los derechos del niño.

Afortunadamente, ningún lente podrá captar una imagen así en toda la geografía de mi país (Cuba), donde, por el contrario, la niñez tiene acceso y garantía de sus derechos, tal y como han podido constatar y reiterar el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia my otros organismos internacionales, en reiteradas ocasiones.

Por ello prefiero anexar esta otra imagen, que sí conozco bien. La captó el lente de mi cámara en una tibia tarde. El nombre de la niña es Dayanara, pero el barrio la llamamos simple y cariñosamente Dayi.
 
Vive a unos pasos de mi hogar. Suele correr hacia mí para darme un beso cuando nos vemos, camino hacia la escuela ella (encima de los hombros de su Papá Gerardo) y rumbo a mi trabajo yo. A menudo me parece estar escuchando su fina y simpática voz. También su abierta risa. El llanto no. Tal vez alguien no me crea... pero jamás la he escuchado llorar.

... quizás sea porque nunca ha tenido que tomar en sus manitas una pala o un azadón para ganarse el pan, para contribuir al sustento de la familia o para llenar aún más el insaciable bolsillo de quienes ejercen la explotación infantil en otras partes del mundo.



Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?