sábado, junio 23, 2012

 

EL TIC TAC DE TU DOLOR




La muerte de Roberto González Sehwerert, hermano de René, me entristece hasta el fondo de los sentimientos.

Pocas veces supe de dos hermanos que se adoraran tanto, desde la niñez hasta el último segundo de existencia común.

Roberto se nos va físicamente, con el dolor espiritual de saber a René aún prisionero: prisionero de la obstinada política del gobierno norteamericano contra Cuba; prisionero de una "libertad supervisada" que en nada altera su anterior e injusto status de condenado.

Creo que puedo sentir el tic tac de su tristeza en este instante, el compás ecuánime de su desesperación, la cadencia con que su imaginación lo traslada al cálido espacio -aquí en Cuba- donde la familia se ha reunido en torno a las cenizas inmortales de Roberto para decirle: "Continúas entre nosotros".

Puedo imaginar, a René, comprimiendo un sollozo dentro de sí con la misma ternura que Roberto le comprimió su mano la última vez que hablaron.

Ninguna razón hay para una lejanía geográfica, absurda y arbitraria, que deviene multiplicada sanción contra la inocencia, prolongación de la injusticia...

Sigue plantando pues, René, más fuerte aún tus virtudes, valores y principios en ese tronco de Hombre que llevas dentro… desde el cual remonta altura una flor: tu mejor Flor, hasta Roberto.



Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?