viernes, marzo 30, 2012

 

NIÑA DE MI GEOGRAFÍA INTERIOR



Mi vida, mi razón de existir y de hacer, son los niños. Más de una vez he dicho que nada hay más grande, lindo e importante que ellos…

Pobre de quien piense más en sí mismo que en el destino de esos retoñitos.
Hoy, hurgando en mi pasado reciente (año 2004), he hallado esta imagen, que seguramente atrae mucha más atención de lo que escribo.

Confieso que no sé, no recuerdo, quién es esa niña. Solo sé que es venezolana.

En algún lugar de esa hermosísima “Geografía Nuestra”, la vi, la cargué, sentí su tierno beso, me hizo Rey, millonario, dueño del mundo… y un lente (seguramente el de Franklin Reyes) congeló el instante.

Bella. No lo digo yo. Esa niña es bella. Lo sigue siendo ahora. Tengo la completa seguridad. Su hoy y su mañana son ciertos. Chávez es mucho Chávez. O lo que es igual: es mucho Futuro.

El 99,99 por ciento de las posibilidades –y soy muy mal matemático- me dicen que quizás jamás la vuelva a ver (a pesar de que espero vivir muchos siglos más). Pero lo verdaderamente grande, lo más importante, es invisible a la mirada… ella va dentro de mí; brilla, no languidece.

Yo sé que sigue creciendo, con la misma diminuta y angelical estatura de una muñeca, porque sencillamente nada la detiene.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?