miércoles, febrero 15, 2012

 

AMENAZAS

"... me vienen a convidar a tanta mierda" (Silvio Rodríguez)

***** ***** *****

Sigue destilando su habitual fetidez la gusanera anticubana, sobre todo la que pulula en Internet, entre las redes sociales.

Tal y como denunció recientemente en este mismo sitio nuestro colega Percy Francisco Alvarado, esos mercenarios del ciberespacio continúan pasando de la ofensa burda, del lenguaje obsceno y de la falta de respeto, a las amenazas de muerte, golpizas y “lecciones ejemplarizantes” para quienes decimos verdades, defendemos la Revolución y hacemos, en fin, un periodismo digno: bien distante y distinto de aquel.

Por cierto, la sarna debe estar revuelta en la piel de esa fauna, a raíz de lo que ha develado otra fuente (El Duende, Radio Miami): aumento de la tajada en cuestión dentro del gran pastel de billetes que destina el gobierno de Estados Unidos para la sucia agresión propagandística y mediática contra Cuba.

No es de extrañar, entonces, que sigan incrementándose amenazas y mensajes al estilo de uno que me tocó directamente hace algunas horas: “Es usted un perro –me advierten- que no podrá escapar de cualquier cambio que se realice en Cuba. La Justicia siempre estará detrás de usted, así que trate de morir con las botas puestas defendiendo aquella jauría; porque de otra forma no podrá escapar a la Ley.”

Ignorando por completo lo que jamás debieran olvidar: que los periodistas y medios de prensa cubanos tenemos en el centro mismo del cuerpo tremendos… cajones de dignidad y de historia, esos personajes con antifaces (casi ninguno tiene el valor de identificarse realmente) han proferido similares intimidaciones contra colegas como Juan Morales Agüero, el propio Percy Alvarado, Aixa Hevia, Iroel Sánchez, Norelys Morales y muchos más.

Ha transcurrido más de medio siglo ya desde que este país decidió cambiar por su propia voluntad. Durante todo ese tiempo ha estado la prensa junto al pueblo… año tras año siendo “camino de la Revolución” –como afirmó Tubal Páez en Las Tunas- y aún así hay quienes sueñan con intimidar a los periodistas cubanos mediante amenazas de muerte.

Vergüenza de periodismo, aquel que esgrime el arma donde el alma.

Y en cuanto al mensajillo de marras: Claro que no podremos escapar, los periodistas cubanos de verdad, a cualquier cambio que se realice aquí, porque estamos justamente dentro de todos esos cambios. Y, por supuesto, que tampoco nos quitaremos las botas... para andar mejor con ellas y para darle más contundentemente el punta pie por el lugar más indicado a quien venga con la intención de retorcernos el rumbo.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?