miércoles, septiembre 28, 2011

 

ARDE OTRA VEZ LAS TUNAS... EN HISTORIA

Todavía Las Tunas arde... en sano orgullo de su propia historia.

Hace apenas unas horas -y como cada año- volvió a prenderle fuego a su memoria para avivar raíces.

Suman 135 los años transcurridos desde que las tropas mambisas incendiaron esta localidad para entregársela –si acaso- totalmente en cenizas al ejército español.

Convertida en uno de los momentos más emblemáticos y significativos, la reedición de aquella patriótica quema congrega cada año a los habitantes de la cabecera provincial, en el contexto de un programa que inserta cultura, historia, tradiciones, pasado, presente, futuro, raíces y nuevas generaciones.

El hecho tuvo lugar el 26 de septiembre de 1876, poco después de haber sido tomada la ciudad por las tropas del mayor General Vicente García González (día 23) en medio de una audaz acción sin precedente en los anales de la historia militar, al sustentarse en el uso del arma blanca en medio de la noche como soporte único y fundamental de un sorpresivo ataque para el cual el enemigo no estaba preparado y en cuya efectividad desempeño un rol decisivo el trabajo de inteligencia militar.

Consta en la historia que para realizar la inesperada operación Vicente les ordenó a sus hombres que se quitaran las camisas, de manera que pudieran identificarse entre sí en medio de la oscuridad durante la arremetida contra las fuerzas enemigas, entregadas al descanso.

La toma del pueblo y ocupación de importantes medios y pertrechos de guerra indicó el éxito de una acción que conduciría después al uso de la tea incendiaria para reducir a escombros hasta la última edificación ante el peligro real de volver a quedar bajo dominio español.

Cuentan que ante la orden dada por Vicente García, el capitán Manuel Reyes Silva expresó: "General, pero esa es la casa de su familia", a lo que el Jefe militar respondió que precisamente por eso le ordenaba comenzar por ahí.

También a Vicente corresponde la conocida frase “Tunas, con dolor en el alma te prendo candela, pero prefiero verte quemada antes que esclava”.

Causaron tal conmoción e irritación ambas acciones en la metrópoli, que seguidamente fue sustituido el Capitán General de la Isla de Cuba, junto a otras medidas tendientes a controlar a las tropas insurrectas mambisas.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?