jueves, marzo 24, 2011

 

PARA WEINGLASS, DE GERARDO

La mano firme y sensible de Gerardo Hernández Nordelo ha dejado, una vez más, su sello sobre el papel; no mediante trazos, sino por intermedio de la palabra escrita. Su pesar por la muerte del abogado norteamericano Leonard Weinglass se expresa nítidamente en los párrafos que aparecen a continuación:

EN MEMORIA DE LEONARD WEINGLASS

No hace mucho tiempo vino a visitarme. Trabajamos por varias horas preparando los próximos pasos de la apelación. Lo noté algo cansado. Me preocupó que con su avanzada edad estuviera manejando solo, tras un largo viaje desde Nueva York y con el mal tiempo de aquellos días, por las peligrosas carreteras de las montañas que encierran a Victorville. Le hice la observación, pero le restó importancia. Así era él, nada lo detenía.

Siempre que nos encontrábamos me ocurría lo mismo: en algún momento de la conversación, escuchándolo, mi mente se apartaba de sus palabras para enfocarse en la persona, en el gran hombre, en el tremendo abogado, en la leyenda que tenía enfrente.

Alguna vez le comenté que había visto imágenes suyas en documentales de la televisión dedicados a importantes casos legales en los que participó desde muy joven, y que con orgullo le había dicho a algunos aquí: "ese es el abogado de Los Cinco". Pero no importa cuánto haya leído o escuchado, sé que, por su humildad y su modestia, me queda mucho por descubrir sobre esa vida consagrada a lo más noble de su profesión.

Él siempre insistió en que nuestro caso, como otros a los que se entregó, es esencialmente político, y nos alertó de que la lucha seria larga y ardua. Sus experiencias con "el sistema" así se lo indicaban. Por nuestra parte, más allá de la relación profesional, lo vimos siempre como un compañero en la batalla por la justicia.

Se va en un momento muy importante, pero nos deja trazado el camino. En más de una oportunidad me expresó su admiración y respeto por otros abogados de nuestro equipo legal, y pienso que se marchó confiado en que el trabajo quedaría en buenas manos.

Como otras personas que durante años nos acompañaron en la lucha para hacer prevalecer la verdad y la razón, no podrá ver el día en el que triunfe la justicia. Pero ese día llegará, y a él, como a los demás, habremos de rendirle merecido tributo en nuestra patria.

En nombre de Los Cinco, de nuestros familiares, y en el de millones de cubanos y hermanos del mundo que confiaron en él y lo admiraron, lleguen las más sentidas condolencias a sus familiares y amigos.

Leonard Weinglass, Presente!

Gerardo Hernández Nordelo

Prisión Federal de Victorville. California.

23 de Marzo, 2011



Comments:
Eres un perro cibernético, leal a quien te maltrata. Perro!!!!
 
Tu nombre encierra tu origen : PASTOR BATISTA VALDES

PASTOR, viene de perro,

Batista, de tirano ,

y Valdés, un personaje engreído , por tanto se supone que viene de Fidel.
 
(Para tu consumo personal)
Te anuncias como: "CUBANITO SOY", pero aquí te envío lo que son los cubanos fuera de la tiranía de los Castro:

Cuando cualquier cubano o latinoamericano llega a Miami, se sorprende de la laboriosidad, perseverancia, y status social de los cubanos. Pero aun es más emocionante el florecimiento de la cultura, las costumbres y el modo de vida cubano dentro de los propios Estados Unidos. Allí, en Miami está la patria que perdimos, la isla que nos arrebató por la violencia uno de los más brutales dictadores de Cuba y las Américas.
Fidel Castro les quitó todo: fincas, fábricas, bancos, centrales azucareros, etc. Luego, cuando comenzaban los trámites de salida definitiva del país, iba a sus casas una comisión de Bienes Malversados primero, y luego una comisión de los "factores" (CDR, PCC, FMC, etc) para hacer un inventario de todas las propiedades que poseían: joyas, zapatos, ropas, cuadros de pintura, lámparas, muebles, vasos y hasta cucharitas de café. No escapaba nada. Y, desde luego, sus cuentas bancarias. Vivían, durante el tiempo de la espera de la salida, con un profundo desasosiego, de que algo del inventario se rompiera o se perdiera, porque eso podía significar la derogación del permiso de salida. Fueron objeto de inenarrables humillaciones.
Se convirtieron en las primeras "no personas" del régimen comunista. Y las primeras victimas de los paredones de fusilamientos del dictador.
Salieron de Cuba con una mano adelante y otra atrás. Con lo que tenían puesto, ni relojes ni joyas.
Pero, lo único que no pudo quitarles, fue su dominio en los negocios y en las leyes del mercado. Su agresividad y voluntad para abrirse paso en la jungla enonómico-industrial y comercial de los EE:UU.
Entre 1959 y 1967 llegaron más de 300 mil cubanos. Cuando llegaron, Miami era - según un amigo que allí encontré en 1995 - "una finca con tres faroles".
Limpiaron pisos, fueron cocineros, barrecalles, empleados de tiendas, trabajadores de factorías y gasolineras, mecánicos y se desempeñaron en mil oficios más. No los detuvo nada ni nadie.. Y allí crearon "su Cuba “
La "escoria del Mariel" - como les llamó el sátrapa de Birán - hoy tiene un ingreso promedio anual de $37,000 dólares.
En mi artículo " China : Bye Bye Karl Marx" escribí, sobre los cubanos en EE:UU: "Llegaron a EE:UU, España y otras partes del mundo. En EE:UU, de acuerdo a su último censo, hay 300 mil empresas cubanas, con un volúmen de ventas de 90 mil millones (tres veces el PIB de Cuba). Constituyen sólo el 5% de los hispanos, pero tienen el 35% de las ventas totales del mundo hispano. Sus ventas están al nivel de las ventas de los japoneses asentados en U.S.A. y se han convertido en una de las comunidades más poderosas políticamente de ese país, junto a los judíos".
Ellos abrieron el espacio empresarial americano para otras comunidades de América Latina . Nicaraguenses, que huyeron de los sandicomunistas, argentinos, mexicanos, colombianos, dominicanos, venezolanos y otros latinos, crean hoy, con los cubanos, unos 300 mil millones de dólares en sus negocios.
Fueron ellos también, por medio de Gloria y Emilio Estefan y Miami Sound Machine, los que inauguraron el multimillonario negocio de la música y la cultura hispana en los Estados Unidos.
Han mantenido durante casi medio siglo lo más bello y duradero de la cultura cubana y, la han convertido en algo irreductible. No hay ninguna otra comunidad que haya logrado semejante triunfo cultural.
Por eso digo, con extremo orgullo, que el exilio cubano - en EE.UU. y en todo el mundo - sus brillantes éxitos económicos, sociales y culturales, constituyen la más esplendorosa derrota sobre la dictadura comunista de Fidel Castro...
Si usted, algún día, viaja a Miami y ve, en las tiendas y en los Malls, un cartel que dice "We speak English", no se asombre. Detrás de ese cartel, está la mano industriosa de los Cubanos.

Saludos.
 
Muchas gracias por tan argumentada información -de verdad.

Y créeme que le deseo multiplicada prosperidad a todo cubano de buenos sentimientos, esté donde esté: en Estados Unidos, Rusia o Japón...

Llegará el día en que -sin presiones de ningún tipo y sobre bases de respeto mutuo- se normalicen las relaciones entre ambos países: donde tú vives ahora y donde sigo viviendo yo.

No dudo nada de cuánto dices con respecto a la comodidad económica, comercial, etc, de los cubanos en Miami...

Aquí carecemos de muchas cosas materiales, no tenemos la holgura económica que tienen muchos de ustedes. Eso es cierto. Y sería inexacto si yo culpara de ello únicamente al brutal bloqueo o a las presiones y sanciones de EU con todo el que desee comerciar con Cuba: realidad que espero no niegues.

Tenemos insuficiencias internas que resolver. Nadie sensato lo niega acá. Pero nos toca a nosotros solucionar eso. Lo que no nos acaba de gustar es que la misma fórmula que le provocó tanto dolor a Cuba antes de 1959 siga pretendiendo ser la mejor vía para "salvar al país". A otro con esa, compadre. No lo digo yo. Eso lo piensan, lo llevan dentro y lo defienden millones de cubanos. ¿O por qué tú crees que Cuba suma ya más de medio siglo de Revolución?

Es de ingenuos o de torpes, amigo mío, culpar a Fidel y a Raúl de avasallar (supuestamente) a los cubanos. Dos hombres no pueden someter -como suelen decir algunas voces desde Miami- a un pueblo entero.

Opten mejor por llevarnos bien, respetarnos y no atizar más problemas y diferencias que en 50 años no han conducido a ninguna parte.

Muchas gracias, otra vez, por tus puntos de vista.
 
Es curioso: anónimos (que se molestan cuando alguien los llama "ratas", por no dar el rostro) escriben a mi buzón para ofender con frases sucias e irreverentes.

Y para satisfacer su odio interno, escriben directamente sobre el trabajo titulado "Para Weinglas, de Gerardo". Ese breve material contiene apuntes escritos por Gerardo Hernández Nordelo tras la muerte del abogado norteamericano Leonard Weinglass, que en nada atacan al buen cubano residente en los Estados Unidos, ni siquiera al gobierno de esa poderosa nación.

¿De dónde sale tanto y tan visceral odio? ¿Es que acaso hay manos sobre teclados, cobrando por atacar burdamente contra Cuba?

De todos modos, GRACIAS por las ofensas, gracias por lo de "perro", aún cuando quien demuestra la "canina rabia" eres tú: ratita anónima.
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?