martes, julio 06, 2010

 

GOLES DE ESPERANZA

Ellos no tienen la fuerza, resistencia, cohesión, velocidad o el virtuosismo de Alemania, España, Holanda y Uruguay, allá en tierra sudafricana…

Pero en el fondo disfrutan igual cada jugada, cada gol, cada partido. Así es la fantasía. Así son nuestros niños. Sobre todo en estos tiempos y en un suelo como este: mi Cuba.

Se trata de cuatro equipos que elevan por estos días una verdadera goleada de condena contra el terrorismo y de votos por un futuro de paz.

Tal es el despierto sueño de la Copa Fabio Di Celmo, cuya tercera edición protagonizan aquí diminutos futbolistas de Las Tunas, Manatí, Colombia y Amancio, en recordación a ese joven italiano, víctima mortal directa de una bomba hecha estallar en el Hotel Copacabana, por orden del sicario internacional Luis Posada Carriles (4 de septiembre de 1997), como expresión del terrorismo organizado y financiado contra Cuba por los enemigos de la Revolución.

Para emoción de chicos y adultos, organizadores y público en general, vino otra vez a esta fraternal Copa el padre de Fabio: Justino Di Celmo, quien ha reiterado su gratitud y admiración hacia el pueblo cubano, la posibilidad de seguir viendo en estos niños a su hijo: aficionado también al fútbol, así como el ejemplo permanente de dignidad y de solidaridad que irradia este país hacia todos los continentes.

La competencia está organizada por la Asociación de Amistad Italia-Cuba (de la región de Lombardía), el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos en la provincia de Las Tunas (ICAP) y el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), por intermedio de su comisión provincial de fútbol.

Este año, el evento coincide con la presencia aquí de la vigésimo cuarta brigada de trabajo voluntario Giovanni Ardizzoni, cuyos integrantes realizan labores productivas, básicamente en centros educacionales y de salud del territorio.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?