sábado, marzo 27, 2010

 

A QUIEN PUEDA "MOLESTAR"

Aparentemente “preocupado” porque no encuentra comentarios en los artículos que escribo (y aclaro que rara vez empleo ese género periodístico) alguien me ha enviado un mensaje.

Al remitente (cuyo nombre no consigna en ningún lugar) le asalta la duda acerca de si no recibo comentarios o si no los publico por razones de censura o miedo a que no concuerden con la política de quienes me permiten, viviendo en Cuba, tener acceso a Internet y hasta un blog…

En verdad siento una mezcla de gracia y lástima hacia ese sujeto (no sé si hombre o mujer) incapaz de identificarse. ¿Por qué? ¿Acaso por el miedo que desde la oscuridad pretende atribuirme a mí?

Pareciera esa una tendencia de estos tiempos “modernos”. No me parece muy serio, ni valiente, chillar sin dar el rostro.

Pero con gusto diré algo: en mi blog sobra espacio para la opinión de todos los habitantes de esta tierra siempre que se identifiquen. A actuar así me ha enseñado la vida desde que nací hace casi 49 años. Y me parece, por demás, algo elemental para iniciar o mantener cualquier conversación e intercambio serios.

Lamentablemente con determinada regularidad llegan a mi buzón mensajes anónimos, muchas veces ofensivos e irrespetuosos, carentes de valentía y de dignidad, torcidos al estilo de quienes odian de forma visceral e inexplicable a mi país. Esos no van a encontrar JAMÁS espacio en mi blog: los envío al lugar que para los cobardes siempre reserva la historia: el olvido.

Si a esos remitentes les molesta (o “les pica” –como solemos decir en buen cubano) lo que escribo, por algo será. No es mi intención hacerlos sentir mal. Todo lo contrario. Desde niño me enseñaron a respetar el criterio de los demás, incluso no compartiéndolo. Lástima que por el ciberespacio vuelen individuos que nunca han aprendido a vivir con los pies bien puestos en la tierra.

De cualquier modo, gracias por entrar a mi blog. Yo no te forcé a hacerlo (Señor Anónimo). Pero una vez dentro de él compórtate como la persona educada y valiente que tal vez tus padres quisieron hacer de ti alguna vez.

Mi puerta sigue abierta. Y mis oídos prestos a escuchar el nombre de quien llega y el Buenos días que siempre le deseo a quien recibo en son de eso que tanto necesita el mundo: PAZ.

Comments:
Jaja, claro que me "molesta" tu bella foto cada vez que la veo.
Deja que te escriban esas cosas, deja que ardan, deja que mueran de qué? Ya ellos sabrán... Tú tranquilo el mundo no acaba hoy...
Lu
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?