jueves, noviembre 06, 2008

 

OTRA VEZ -Y SIEMPRE- EL GUILLE

Con sus sandalias de ayer y los pasos de siempre, Guillermo Cabrera Álvarez anduvo por Jobabo (al sur de la oriental provincia cubana de Las Tunas), para seguir acentuando su presencia entre tecleros de todo el país.

El sano pretexto de la cita fue festejar el primer aniversario de la peña organizada por los tuneros a pura Tecla de Duende.

Tal convocatoria bastó para que la espirituana Teresa Toyo, “El Cañón” holguinero Iván Luis Serra, Javier Guilló (de Ciudad de la Habana) y otros 46 seguidores de la ocurrente Tecla, de El Guille, desafiaran desde todo el Archipiélago —una vez más— cuántos obstáculos apareciesen, con el propósito de llegar hasta las instalaciones del Campismo en Río Jobabo y reencontrarse con “El Genio” de la prensa cubana.

“Tanto por medio de lo que él escribía, como en las tertulias que con nosotros organizaba, Guillermo nos enseñó el valor de seguir uniéndonos y hermanándonos en la amistad, en el amor hacia la vida… y por eso estamos otra vez aquí.” —afirma Nieves Molina, organizadora del reencuentro y máxima inspiradora de la peña fundada por los tuneros en octubre del pasado año.

Tres refrescantes jornadas les permitieron a los 49 tecleros asistentes intercambiar en un ambiente fraterno y familiar acerca de distintos temas y divertirse de manera sana y didáctica mediante opciones que abarcaron desde juegos, competencias de baile, rifas, concurso de chistes y disfrute de la criolla caldosa, hasta la escenificación de una “abrazoterapia” justo a la medida de las curiosidades que siguen develando la presencia de El Guille como un hecho indiscutible.

Ninguna duda acerca de esa gran verdad dejó, hace algún tiempo, el recorrido que realizaron 50 tecleros por 50 sitios históricos de toda Cuba, o la constitución de la tertulia avileña, en septiembre, captada con tan buen gusto por la sensibilidad periodística y humana del colega José Aurelio Paz.

A nadie extrañe, por lo tanto, que cada vez sean más las provincias donde los admiradores y seguidores de El Genio se unen y reúnen, en obvia confirmación de que el 1 de julio de 2007 la vida no expiró dentro de Guillermo en la epicéntrica localidad de Guarabuya, desde la cual, por el contrario, su aliento inspira cada vez más razones para enfrentar y disfrutar la vida.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?