viernes, agosto 22, 2008

 

De BLOGUERO a BLOGUERO

Ya sumamos 24 los colegas que en esta pequeña provincia cubana de Las Tunas (unos 670 kilómetros al este de La Habana) tenemos páginas personales, abiertas a la pupila del planeta entero.

El dato no constituye noticia (ni lo pretende), aun cuando sabemos que no todos los territorios han podido articular una red de blogueros como la nuestra.

Más que loas, la referencia busca acentuar reflexiones que recientemente tuvieron lugar, con el ánimo de aprovechar mejor y perfeccionar esos espacios digitales.

De hecho, aún no somos todos los que estamos, ni estamos todos los que somos (como suelen decir a menudo algunas personas), si se tiene en cuenta que la cifra de periodistas con posibilidades de tener su página personal es mucho más alta: asciende a 38 aquí.

El asunto, desde mi punto de vista, no está en que todos tengamos esa página a toda costa o en reciprocar así una privilegiada posibilidad que quisieran tener millones de personas en otras partes del mundo…

Lo importante –y así lo hemos interiorizado en el familiar ambiente que nos caracteriza- es no perder la oportunidad de poner en miles, tal vez millones de hogares de todo el mundo, lo que verdaderamente acontece en mi país, para que el cibernauta no solo tenga “a mano” aquello que cada día “arman” los corresponsales y agencias internacionales (sujetos a sus intereses) o esa manada de individuos cómicamente llamados “periodistas independientes” (en realidad mercenarios a sueldo de la mentira), sino también la percepción de quienes sí vivimos al compás de la vida, no cobramos por mentir, ni mentimos para cobrar.

Súmese a ello, la “fantástica” posibilidad que tenemos para comunicarnos e intercambiar, mediante nuestros espacios personales, con personas a quienes les resultaría más difícil visitarnos o recibirnos un día en sus hogares con el propósito de conocer acerca de nuestras respectivas realidades.

Meditando sobre ese tema, acude a mi memoria la avidez con que no solo extranjeros, sino también cada vez más cubanos, acceden desde el exterior a páginas como la que permanentemente actualiza nuestra colega Adalys Ray, con las últimas novedades del entorno social tunero.

Blogs como el de Marilú Hernández demuestran el interés que fuera de este país puede despertar un espacio sustentado en lo que acontece en el seno de una familia cubana.

Otros han permitido acrecentar el nexo con los Cinco cubanos (Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René) que desde hace una década permanecen prisioneros de manera arbitraria e injusta en cárceles norteamericanas, cuando en verdad el poderoso imperio del norte debiera condecorarlos por la contribución que hacían desde allí para alertar y ayudar a impedir el flagelo del terrorismo, tan peligroso para la existencia de la especie humana.

Por eso no extraña que al darnos cita en nuestro hogar común (la Casa de la prensa tunera) hablemos siempre de sumar a nuevos colegas, actualizar más los blogs, estrechar la cooperación entre nosotros y seguir poniendo en otras latitudes ese pedacito nuestro, que siempre será reflejo de una realidad mucho más grande, llamada Cuba, hacia la cual muestran interés y admiración cada vez más miradas, voces y oídos en todos los continentes.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?