miércoles, marzo 22, 2006

 

UNA FOGATA FRENTE AL MAR


Breve diálogo con la Coordinadora del Comité belga y de la campaña en Europa por la liberación de los Cinco

Aunque han transcurrido alrededor de 20 meses (31 de julio de 2004) a Katrien Demuynck le parece que aún se adentra en la prisión de Lompoc, Estados Unidos, diseñada con infinidad de puertas, pasillos, controles, formularios, chequeos y otros mecanismos de “alta seguridad”, por donde son conducidas las personas que reciben autorización para visitar al familiar encarcelado.

Curiosamente, la belga no acudía allí para encontrarse con pariente consanguíneo alguno, sino con Gerardo Hernández Nordelo: uno de los Cinco cubanos injustamente prisioneros en Estados Unidos, a quien ella jamás había visto, ni conocía, más allá de fotos o cartas.

Sin embargo… “¡Claro que es él; es nuestro Gerardo!” —se dijo, apenas su mirada se encontró con la de aquel joven que, seguro también de haber identificado a la visitante, corrió a abrazarla, mientras repetía entusiasmado: ¡Lo logramos, lo logramos!

“Estuvimos conversando hasta las tres de la tarde. Por supuesto que hablamos de Adriana. El siente muchísimo apoyo de ella, a pesar de que el mayor tiempo de matrimonio han estado separados.

“En cierto momento se nos acercó una niña que apenas empezaba a caminar. Era hija de una pareja mexicana. Gerardo la cargó muy tiernamente en sus brazos y me dijo: Quién sabe si yo podré tener hijos.

“Fue un instante muy duro para mí. Sin embargo Gerardo me hizo cambiar rápidamente, porque es muy optimista, es fuerte y pasa todo el tiempo haciendo bromas, contando anécdotas y cosas… Por eso no lo han podido doblegar, por su fortaleza interna y porque sabe que tiene el apoyo de todo su pueblo y de Fidel.

“Al otro día volvimos a entrar: dos estadounidenses, mi esposo Marc Vandepitte y yo; acordamos una entrevista; hubo que hacerla sobre la base de la memoria. Allí no puedes entrar con lápiz, con grabadora, con nada de eso.

“Se publicó en el periódico más importante de Flandes, en varios sitios Web, tuvo repercusión en la prensa belga y ayudó mucho a la campaña por la liberación de los Cinco.

“Mantengo correspondencia con ellos y me parecen muy sencillos y humanos. Representan la lucha de todo un pueblo contra el poder más peligroso en el mundo actual; peligroso no sólo para Cuba, sino para cualquier país, porque es el mismo poder que mata a miles de personas en Irak y que amenaza con hacerlo en Irán…”

Katrien Demuynck ha establecido contactos con comités de varios países, ayudó a formar una red con personalidades europeas y un comité jurídico, ha difundido las direcciones de los Cinco cubanos, ha promovido la recaudación de fondos y manifestaciones frente a la embajada norteamericana en Bruselas, además de publicar numerosos artículos en el periódico del Partido del trabajo de Bélgica (www.ptb.be) y en sitios como www.solidaire.org, www.cubanismo.net, www.indymedia.be.

“Pero también es necesario —opina— llevar esa verdad a Estados Unidos, donde la gente no sabe lo que sucede en el mundo y menos lo que ocurre en su propio país”

—¿Confías en que los Cinco volverán a Cuba?
“Llegará el momento en que no tendrán otra opción que liberarlos"

—¿Imaginas un encuentro tuyo con ellos?
“Al despedirnos Gerardo me dijo con gran optimismo: ¡Nos vemos en las playas de la Habana del Este. Y por supuesto que vendré cuando regresen. Allí nos veremos: junto a una gran fogata, frente al mar.”

(Agradecimiento al colega Juan Pablo Carreras, autor de la foto a Katrien)

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?