sábado, abril 08, 2017

 

TAJADA DE NOCHE EN ALMÍBAR INFANTIL




Sin ánimo de comparar, mucho menos de criticar, no recuerdo en áreas céntricas de la ciudad una actividad como esta, que congrega a niñas y niños de la humilde barriada, en pleno corazón del reparto de Lugones, periferia sur de Ciego de Ávila


El motivo: regalarles un pedazo diferente de noche en este abril que, desde su primer día, hasta el último, debe oler a pioneros, a juventud, a Girón

La manera de hacerlo: mediante juegos didácticos, de animada participación, música, bailes, premiaciones, golosinas y un mar de alegría a ras de tierra. 

¿Quién arma todo esto? Nadie venido de fuera. Si no, pregúntenle a Eloy Yero, el presidente del CDR  número 2; a Josefa Manrique, secretaria de la Federación de Mujeres Cubanas aquí; a Norma Pupo, una de las tantas vecinas por cuya contribución jamás hay que esperar, o a Geordis Durán, director de la Academia de Boxeo a quien la luna ha convertido en entusiasta activista deportivo y de recreación... 

Aunque sí; a decir verdad sí ha llegado alguien desde fuera: la muñeca Albarina, simpático personaje de la programación infantil de la televisión avileña, encarnado por su propia directora Reina Torres Pérez. 

Solo que, en medio de tantos niños y muestras de afecto, Muñeca y Mujer se sienten como en su propia casa, y así también la ven todos, desde los más pequeños hasta las abuelas y abuelos (no pocos) que han salido de sus hogares para darse cita en este lugar, al que no por casualidad,  un buen día, le empezaron a llamar “el hueco”. 

Años atrás, ni soñar con hacer algo similar aquí. Antro de residuales, desechos y otros inconvenientes, resueltos, en parte, con apoyo de la máxima dirección política de la provincia, ese rehundido punto no hubiera sido el más idóneo para llenarlo, hasta la boca, con esas personitas en miniatura que convierten en gigantesco palacio hasta el más diminuto hogar.

Pero como sucede en estos casos (demasiado esporádicos en medio de tantas posibilidades de multiplicación), ahí están, sacudiéndose de toda posible timidez para competir, unos bailando la movida melodía o por dentro del arco que traza una suiza en movimiento, mientras otros declaman una poesía, cantan emblemáticas creaciones infantiles o improvisan, a vuelo de imaginación, su versión de la Cucaracha Martina.

¿Y qué llevó preparar todo esto? Tal vez un poco más de gestiones y de contactos endógenos (dentro de la propia comunidad) que recursos; además de mucha pasión y la certeza de que las cosas saldrían bien. 

Y así ocurre. Dicho por niñas y niños de todas las edades y por adultos que, a pesar de sumar décadas y de vivir en un espacio no muy favorable, desde el punto de vista urbanístico y de servicios, se “ensillan” en momentos como este, no olvidan que un día fueron niños y les cortan a la noche una tajada de puro gozo y de alegría en almíbar, para ponerla en el paladar de hijos, nietos y bisnietos. 



Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?